*


trabajo

Hombres se llevan mejor con sus compañeros de trabajo que las mujeres

Por Biut y Agencias

Datos de Injuv revelan que ellos prefieren las redes horizontales y ellas se llevan mejor con jefaturas.

Decir que una oficina donde predominan los hombres jóvenes es una prolongación de una sala de cuarto medio puede sonar exagerado. O tal vez no. Pero hay un dato inequívoco: los hombres se llevan harto bien con sus compañeros de labores. Mejor que las mujeres, al menos. Es lo que revela uno de los capítulos de la VI Encuesta Nacional de la Juventud. El 84,7% de los varones entre 25 y 29 años expresa su satisfacción con la relación que mantiene con sus compañeros de trabajo. En las mujeres, ese índice llega al 76,8%.

¿La explicación? Primero, las diferencias propias de género también se expresan en los lugares de trabajo. “Las mujeres son más complicadas en las relaciones interpersonales. Se molestan por los detalles o las formas”, explica Marcela Montoya, sicóloga laboral de Global Selección. En la vereda del frente, los hombres son más simples y directos para tratar a sus pares. “Si algo les molesta lo dicen a la primera”. También saben aglutinar a los compañeros y formar equipos cuando quieren alcanzar un objetivo específico. Y evitan todo lo que los saque de ese camino. “Pueden ser muy amigos en el trabajo, pero si hay un conflicto, lo enfrentan y no se quedan pegados con algo que puede provocar un quiebre en el grupo”, agrega la consultora.

Las mujeres se molestan con sus pares por detalles y les interesa mucho lo que piensan sus jefes

Jefes en la mira

Además de la forma de relacionarse, también hay diferencias en cómo se toman el trabajo. “Ellos tienden a las relaciones con los pares, porque prefieren generar redes más horizontales que verticales. Estiman que eso les permitirá crear más contactos para cambiarse de trabajo, por ejemplo”, explica María Angélica Zulic, gerente general de Laborum.com.

Ellas, en cambio, prefieren optimizar la relación con la jefatura. Es lo que se lee en la misma encuesta. Las mujeres jóvenes evalúan mejor su relación con los jefes o jefas que los hombres: 67,4% contra un 61,2% de ellos. “Las mujeres son más empáticas y les interesa mucho que tengan una muy buena impresión de ellas”, comenta Montoya. ¿Cómo buscan provocar esa buena impresión? Con rigurosidad en el trabajo y preocupación por los detalles.

Zulic explica que a las mujeres les resulta más fácil relacionarse con una dependencia o jefatura. Están probando si pueden independizarse. Tratan de aprender de los jefes. Buscan absorber formas y conocimiento. Tener mayores lealtades que les permitan seguir ascendiendo. De hecho, sigue la gerente de Laborum.com, son más valoradas por sus jefes que los hombres en algunos puntos. “La mujer que se atreve a emplearse tiene muy claro su objetivo: rentabilizar su carrera y tener poder adquisitivo. Son más productivas y motivadas que los hombres en la jornada de trabajo, porque tienen tantas otras razones que preocuparse en el día”, concluye.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.