*


Combinación de fármacos hace desaparecer el tumor de mama en 50% de casos

Por Biut y Agencias

Una terapia combinada de fármacos biológicos contra el cáncer de mama antes de la cirugía consigue la eliminación del tumor en la mitad de los casos,  estableció una investigación desarrollada a nivel internacional y en la que participaron científicos españoles.

El estudio Neo- ALTTO, dirigido en España, se realizó a 455 pacientes portadores de uno de los  tumores más agresivos y de peor pronóstico de mama, el ErbB2/HER2. El resultado es que la mortalidad por cáncer de mama positivo, diagnosticado y tratado en su fase inicial, ha ido descendiendo en las dos últimas décadas, pasando del 50% a los diez años a un 30%, debido a la introducción de los esquemas de quimioterapia modernos.
Los resultados del trabajo fueron presentados en rueda de prensa por la doctora Serena Di Cosimo, oncóloga del Hospital Vall d’Ebron de Barcelona (noreste de España) e investigadora principal, y por los doctores Hernán Cortés-Funes y Josep Vázquez.

En este marco se estableció que aunque la terapia combinada de Lapatinib y Trastuzumab, dos medicamentos dirigidos contra las características moleculares del tumor, no impide la posterior cirugía, sí acorta a la mitad el tratamiento de quimioterapia (de 24 a 12 semanas) y disminuye sus efectos tóxicos.
Además, las pacientes que alcanzan la desaparición del tumor tienen un pronóstico “excelente”, según explicó la doctora Di Cosimo.

Este tipo de tumor afecta a una cuarta parte del total de las pacientes con cáncer de mama y a casi la mitad de las enfermas menores de 40 años.

El doctor Cortés-Funes señaló que el tratamiento no solo se dirige al tumor de la mama sino también “a otras células que se han escapado” y puso de relieve que con la desaparición del tumor las posibilidades de curación son “altísimas”.

Este oncólogo explicó que el 90% de las pacientes han respondido al tratamiento, ya que en el 50% de los casos en los que el tumor no se ha eliminado, éste se ha achicado.
Según la doctora Di Cosimo, aunque existían estudios preclínicos que apuntaban a una sinergia de los dos fármacos, la “buena noticia” es que los resultados se han trasladado desde el laboratorio a la práctica clínica.

Este tipo de tumor afecta a una cuarta parte del total de las pacientes con cáncer de mama y a casi la mitad de las enfermas menores de 40 años.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.