*


Cómo preparar el auto para viajar en vacaciones

Por Biut y Agencias

Si te dispones a iniciar tus vacaciones y decidiste utilizar tu auto, es indispensable que revises tu vehículo para evitar accidentes o quedarte “en panne” en medio de la carretera.

Por esto, el director de la Escuela de Ingeniería de AIEP, Eduardo Olivares, nos entrega un listado de todo lo que debemos revisar antes de partir.

En casa

Incluir refrigerante para el radiador y agua para el “sapito”: La primera es esencial pues evita el sobrecalentamiento del motor. No sirve cualquier agua, debe ser refrigerante. Puedes verificar la cantidad de agua abriendo el capó y mirando el depósito de agua. Éste debe estar lleno, cerca del límite máximo. Es recomendable llevar una botella extra de agua refrigerante en viajes muy largos.
El compartimiento del “sapito” (el lanzador de agua del parabrisas) también debe estar. Puede ser agua de la llave, aunque también se vende agua con detergente, que limpia mejor.

Revisar niveles: Chequear los niveles del líquido de frenos (se ubica frente al pedal de freno) y del aceite del motor sacando la varilla. Fijarse cuándo corresponde el próximo cambio, si es pronto es mejor adelantarlo. Finalmente, revisar también el fluido de la dirección asistida.

Papeles, documentos y seguro: Llevar cédula de identidad, licencia de conducir, boleta pagada del seguro obligatorio y los documentos del vehículo. Incluir también el teléfono de algún servicio de grúas o auxilio mecánico a mano.

Revisar las luces: De noche, probar las luces bajas, altas, de estacionamiento, viraje y freno (se necesita que alguien mire mientras presiona el freno). Evite multas por tener ampolletas quemadas.

Elementos de seguridad obligatorios: Incluir triángulo, extintor, gata, llave y rueda de repuesto en buen estado.

Celular: Llevarlo cargado y con crédito. En caso de una emergencia puede ser muy útil. Grabe los números de las autopistas.

Dinero: Recordar llevar cambio para los peajes que va utilizar en el camino.

Otras herramientas: Es recomendable llevar por lo menos una linterna funcionando, botiquín básico, un paño de limpieza, alicate, destornillador, cables eléctricos para asistir la batería, cuerda o cinta para remolcar y un mapa caminero si vas a recorrer lugares que no conoces.

Inspección visual del motor: Abre el capó y mira el motor en busca de fugas, revisa el estado de las correas y mangueras (partiduras, desgaste, abrazaderas en mal estado). Revisa los bornes de la batería, deben estar limpios y los conectores firmes.

Neumáticos
: Revisa la presión del aire, en los marcos de las puertas está la recomendación del fabricante. Revisa el grado de desgaste, los dibujos deben tener al menos 2 mm de profundidad, esto tiene un efecto importante en la seguridad al conducir y frenar.

En un taller

Si descubres que tu vehículo tiene algún síntoma de desgaste en frenos, problemas de dirección, pérdida de respuesta del motor, dificultad para pasar cambios, ruidos, fugas o vibraciones, es recomendable visitar el taller.

Motor: Recuerda cuándo fue el último cambio de bujías, filtros de combustible y aire. Se recomienda hacerlo una vez al año.

Frenos: Revisar el desgaste de discos, tambores, balatas y pastillas. En caso de desgaste o deformación hacer el cambio correspondiente.

Amortiguadores: Revisar si los amortiguadores funcionan como corresponde o el auto rebota al pasar un obstáculo.

Alineación y balanceo de ruedas: Como va a circular a mayor velocidad de lo habitual poner atención si la dirección se carga a un lado o si tiene un vibración en el manubrio a cierta velocidad, en esos casos es recomendable el alineado y balanceo de ruedas.

En general como los viajes son largos, con sobrepeso y a mayor velocidad, es necesaria una revisión para evitar situaciones de riesgo, reserve un tiempo para dedicárselo a su vehículo.

Antes del viaje

Planifícalo lo mejor posible: Anticipa dónde serán las detenciones y las horas de partida y llegada, 500 km. por día es un máximo recomendable para que sea un viaje relajado. Lleva líquidos, algún snack y ropa de abrigo por si el clima cambia. Trata de viajar con el estanque lleno de combustible, ya que en caso de que se alargue, evitará preocupaciones.

¡Buen viaje!

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.