*


Dile adiós a la rutina negativa de pareja

Por Biut y Agencias

La palabra rutina es temida por las parejas. Tiene un trasfondo tan potente, que generalmente se interpreta como una carencia, por ello  la primera reacción de las personas cuando la escuchan es negarla. Pero, ¿qué es la rutina? ¿Por qué las personas lo ven como algo negativo? ¿Qué consejos podríamos seguir para que la vida en pareja sea  siempre sorprendente?

En palabras simples, la rutina es cuando las personas realizan constantemente siempre las mismas acciones o procedimientos, lo que en algunos casos se considera un acierto para el desarrollo personal, en la vida amorosa, la rutina, puede llegar a causar serios cuestionamientos sobre el amor hacia la otra persona.

Según Claudia Cartes, psicóloga de la Universidad Andrés Bello, la rutina es algo propio,  natural e inevitable que viven todos los seres humanos. “La rutina en sí no es mala, si tú la afrontas  de una manera negativa es probable que vivas amargado, que te vaya mal en el trabajo y que tu vida sentimental se vuelva muy monótona. Por ello es importante que la veas como algo propio del hombre”.

Si la rutina es vista con esta connotación negativa puede traer consecuencias desfavorables para la pareja, como infidelidades y peleas, que incluso lleguen a terminar con matrimonios o pololeos.

Tacones en conjunto con la psicóloga Cartes estableció cuatro pilares fundamentales que las parejas deben tener en cuenta para que la rutina no se vuelva aburrida.

1) Afecto: A pesar de que la rutina siempre va a existir, las personas deben crear una rutina positiva, reforzando el vínculo afectivo con la persona. Es decir los involucrados deben demostrar sus emociones, sentimientos y pasiones.  Así a pesar de que muchas veces sentirán que la vida se vuelve una rutina, está no les afectará, porque se quieren y aman. 

Algunos tips: Ser cariñoso, decirle cuánto lo/a quieres, regalonearlo/a, invitarla a salir, soprenderlo/a con regalos, escribirle una carta, entre otras.

2) Intimidad: Con este término no nos referimos a la intimidad sexual, sino más bien a la intimidad de que ambos deben compartir momentos solos. Muchas veces el cansancio de criar a los hijos o el trabajo de ambos, puede llegar a distanciarlos. Por ello desde un principio los dos deben tener claro que necesitan dedicarse tiempo de la semana, para estar juntos. “Una muy buena idea es que el lunes o el mismo domingo la pareja  planifique y organice su semana, para que mínimo un día realicen una actividad sin hijos o amigos, sólo  para ellos dos”, asegura.

Algunos tips de panoramas: Salir a comer juntos, ver una película en la casa, cocinar una comida rica o un aperitivo. 

3) Se positivo/a: Cuando las personas llevan mucho tiempo juntas es inevitable que en el camino comentan errores, como ofender o reprochar al otro. Estas actitudes que debilitan la relación, se pueden combatir manteniendo un pensamiento positivo, por ello si llegan a pelear deben reconciliarse lo antes posible.

4) Proyectos: La pareja debe tener proyectos juntos, ilusiones e ideas que busquen concretar. Las metas en común que se planteen, el camino para lograrlas los convierte en cómplices, por lo tanto cuando cumplan la meta la satisfacción y alegría que sentirán será compartida.

La rutina debe afrontarse de manera postiva para que las relaciones perduren en el tiempo. Mantener el afecto, la intimidad, ser positivo y tener ilusiones compartidas evitará que pololeos o matrimonios caigan en una crisis y se debilite la relación.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.