*


Estudio comprueba que el aceite de chía alto en Omega 3 puede sustituir al aceite de origen marino

Por Biut y Agencias

Problemas como el Alzheimer, cáncer, artritis y diabetes se deben en gran parte a un desbalance en la dieta de las personas, lo que genera inflamaciones crónicas que causan algunas de estas enfermedades. Los problemas surgen cuando los persones consumen una dieta alta en ácidos grasos Omega 6, en relación a los ácidos grasos Omega 3 que son ingeridos.

Tomando en cuenta estos antecedentes, el doctor Rodrigo Valenzuela, científico  de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, se dedicó a buscar otras fuentes alimenticias capaces de proveer a los seres humanos Omega 3, para así sumar alternativas a los ácidos grasos marinos, que ya han sido comprobadas, y cuyo consumo es bajo en nuestra población.

En esta búsqueda, decidió junto a un grupo de expertos, realizar un estudio en ratas a las que dividió en 4 grupos, y se les dio un aporte lípidico proveniente de distintos aceites: maravilla, chía, rosa mosqueta y oliva extra virgen más aceite marino.

La conclusión fue que al grupo de ratas a las que se les dio aceite de semilla de chía logró el mejor almacenamiento de Omega 3, comprobándose que el aceite de chía puede ser recomendado como sustituto de alimentos de origen marino altos en Omega 3.

Los resultados fueron alentadores, por lo que actualmente el doctor Valenzuela está liderando un nuevo estudio, en mujeres embarazadas, ya que este grupo de la población requiere consumir Omega 3 para el desarrollo cerebral y visual del feto. A las mujeres embarazadas sólo les está dando aceite de chía como suplemento de ácidos grasos, porque este logra almacenar de la mejor manera el Omega 3 en la sangre.

Las embarazadas del estudio están siendo permanentemente medidas y, cuando nazcan sus hijos, se buscará comprobar que la sangre del cordón umbilical (ya que es la misma sangre que va al feto) y la leche materna lograron almacenar el Omega 3, tanto como si se les hubiera dado aceite marino, que es el acido graso que actualmente recetan la mayoría de los obstetras.

Estos estudios encabezados por el Dr. Valenzuela significan un gran avance, pues se valida el aceite de chía como otra fuente importante de Omega 3, ácidos grasos que cuentan con múltiples beneficios para la salud.

A estos antecedentes se suma que el aceite de chía fue aprobado este año por el Ministerio de Salud de Chile como un producto saludable y comestible, lo que ratifica los estudios que demuestran que el consumo de Omega 3 vegetal, presente en esta semilla, beneficia la salud de las personas.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.