*


Marcia Haydée y la vida como bailarín de ballet

Por Biut y Agencias

Al preguntarle por la película El Cisne Negro (Black Swan) Marcia Haydée directora artística del ballet Nacional, inmediatamente cambia su rostro, deja de sonreír y entrecierra los ojos,  sus ojos cafés penetrantes, demuestran el odio que la bailarina siente por la película que a su parecer entrega una visión totalmente retorcida y falsa sobre el mundo del ballet.


“Son cosas que de verdad no existen. Yo hice toda mi carrera y nunca tuve que ir a dormir con el director. Eso tienes que hacer si no tienes talento, pero si tienes talento no vas a precisar  dormir con nadie para llegar a ser un buen bailarín”, asegura.

Marcia Haydée tiene 74 años, y desde los tres años que comenzó a bailar ballet en una escuela de danza.  Para ella el ballet es el único mundo que existe verdaderamente, tanto así que asegura que si le dieran la elección de vivir nuevamente ella elegiría sin lugar a dudas ser bailarina.  “Es una manera de vivir, tienes que darle todo  y no existe espacio para nada más.  La vida particular debe encajar en este mundo, porque te absorbe mucho. Si tú no tienes  ese fanatismo ni pienses en entrar a la danza, porque no conseguirás ser un buen bailarín”, cuenta la artista.

A pesar de que el marido de Marcia es un profesor de yoga de origen alemán,  y se mantiene alejado del mundo de la danza, la bailarina mantuvo tres largas relaciones donde sus parejas eran bailarines. La primera  fue con un bailarín cubano, la cual duró siete años;  la segunda con el primer bailarín de la compañía Richard Cragun  con quien pololeó dieciséis años; y la tercera con otro bailarín de la compañía.  “Todos han sido menores que yo, porque sólo un hombre más joven puede aguantar el exceso de energía que tengo”, cuenta la artista.
 
 ¿Podrías describirme el mundo del ballet?

En nuestro mundo los bailarines, estamos siempre juntos desde las  9 de la mañana  hasta las 6 de la tarde o hasta que se termine el espectáculo y nos vamos todos juntos. Esa es la primera  dificultad que tenemos, somos un grupo de cincuenta personas en que estamos verdaderamente veinticuatro horas juntos. Imagínate si es difícil  cuando uno tiene una pareja, ¡ahora imagínate un grupo! Los bailarines tenemos que tener una capacidad muy grande de conseguir trabajar y estar con nuestros colegas el día entero

¿Cuántas horas de entrenamiento dedican los bailarines al ballet?

El mínimo son 6 horas, a veces son 8 horas. Yo trabajé desde las 9 de la mañana hasta la medianoche porque estaba en una compañía donde teníamos espectáculos todas las noches cinco días por semana. Los fanáticos, como yo, como Luis Ortigoza queremos estar en el teatro, queremos bailar y  no nos sentimos bien cuando no lo hacemos.


¿Cómo es la mentalidad de un bailarín?

Uno precisa tener una  salud de hierro, una cabeza muy fuerte, mucho poder de voluntad y tener una capacidad de conocerse a sí mismo.

¿Cuál es la edad ideal para comenzar con ballet?

Se parte bailando ballet cuando uno es muy jovencito, cuando uno aún puede formar el cuerpo, nosotros tenemos que tener un trabajo intenso con la musculatura. Cuando uno tiene 18 años el cuerpo ya está hecho, entonces es imposible de manejar y  conseguir la perfección que queremos para nosotros.

¿Qué músculos trabaja la bailarina? ¿Debe realizar un algún otro deporte para mantenerse en forma?

No, no se necesita hacer deporte aparte.  No es necesario crear musculatura. Incluso eso te puede hacer daño, porque te bloquea el movimiento. El bailarín tiene que tener un control de su cuerpo con mucha flexibilidad, con mucho espacio. Entre los huesos uno debe sentir que algo fluye, uno tiene que tener la movilidad. Si uno hace mucho ejercicio puede afectar  la postura y los movimientos. El trabajo del bailarín tiene mucho que ver con el trabajo y control que uno tiene.  Sobre cómo utilizar la musculatura, cómo elongar, como conseguir  controlar tu cuerpo.

El Ballet en Santiago

La primera  impresión que tuvo Marcia Haydee de Chile fue el año 1960, cuando fue el gran terremoto. Años después, Luz Lorca la llamó para hacer una coreografía en Chile y en esa instancia le pidieron que se hiciera cargo del ballet. Oportunidad que aceptó, pero que con el tiempo tuvo que renunciar debido a que era la directora de Chile y Alemania, de Stuttgart.

Luego de unos años de descanso Marcia comenzó a bailar nuevamente y en uno de sus viajes por todo el mundo. Nuevamente Luz Lorca le ofreció el puesto de directora del Ballet de Santiago. 

¿Cuál es tu proyección como directora artística del ballet de Santiago?

El primer contrato que firmé fue por tres años y ahora otro por tres años más. La verdad es que no sé si me voy a quedar acá porque estoy casada con Alemania. Tengo mi casa en Alemania y tengo una conexión con el ballet de Stuttgart muy grande. Siempre recibo llamadas de muchas compañías para hacer cosas, pero mientras tanto me quedó hasta el 2013.

¿Cómo ves el nivel del ballet en Chile? ¿Cómo crees que ha evolucionado con los años? ¿Como estamos en calidad de las funciones con respecto a otros países de América y de Europa?

Esta compañía  sin duda es la mejor compañía de Sudamérica. Cuando fuimos a Alemania todos los periódicos decían que los chilenos bailan con el corazón en los pies. En general  cuando se abre el telón tú sientes el calor de los bailarines y eso es una cosa muy linda. Nuestros bailarines tienen mucha fuerza y carisma.

¿Cómo ha evolucionado el público que asiste a ver las obras?  ¿Te gustaría que se ampliara este público que se abrieran las puertas a más personas, sobre todo de sectores vulnerables?

Los últimos años de verdad el público ha ido creciendo bastante.  La gente está más abierta menos conservadora. Yo sentía que el público acá era muy reservado, que no tenía esa pasión por el ballet como en Alemania donde el público no vive sin ballet. Ahora veo que estamos entrando en otro tipo de relación y espero que eso crezca cada vez más porque esta compañía es muy buena. Ellos se merecen tener un público que de verdad los aprecie.

¿Cómo se ha visto el teatro sin Marcela Goicochea, bailarina estrella que se retiró el año pasado?

Para mí Marcela fue una de las grandes bailarinas en el mundo, esa mujer  es profesional, tiene talento, su presencia en el escenario y todo lo que hacía era espectacular. Cuando ella me dijo que quería parar, para mí fue un shock muy grande, pero ella escogió el  momento y yo tuve que respetarlo.  Ahora ganamos en la compañía a  una maestra de baile que es una de las mejores que puedes encontrar en el mundo. Todos la adoran y todos quieren trabajar con ella y para mí es un aporte tremendo  el tenerla  como maestra de baile.

ANUNCIOS

COMENTAR