*


Relacionan consumo de vitamina E con accidentes cerebrovasculares

Por Biut y Agencias

Las personas deberían ser cautelosas a la hora de consumir suplementos de vitamina E regularmente, dado que hacerlo puede aumentar el riesgo de padecer cierto tipo de accidentes cerebrovasculares (ACV), indicó el viernes un equipo internacional de científicos.

Investigadores de Estados Unidos, Francia y Alemania revisaron estudios existentes sobre la vitamina E y su efecto sobre los ACV y hallaron que tomar esa sustancia elevaba un 22 por ciento el riesgo de ACV hemorrágico, por el cual sangra el cerebro, y reducía un 10 por ciento el de ACV isquémico.

El ACV isquémico representa alrededor del 70 por ciento de los casos y sucede cuando un coágulo impide que la sangre llegue al cerebro.

“Estos hallazgos sugieren que el uso de vitamina E no sería tan seguro como creíamos y que en verdad está asociado con cierto daño en cuanto a un mayor riesgo de ACV hemorrágico”, dijo Markus Schurks, del Brigham and Women’s Hospital de Estados Unidos, quien dirigió el estudio.

Los expertos destacaron que los efectos sobre el riesgo absoluto son leves, con 0,8 más ACV hemorrágicos y 2,1 menos ACV isquémicos por cada 1.000 personas que consumen vitamina E.

Esto equivale a la prevención de un ACV isquémico por cada 476 personas que toman la vitamina, mientras que se trata de un caso más de ACV hemorrágico por cada 1.250 personas que la consumen, indicó el equipo.

“Si bien el riesgo es pequeño (…) advertimos contra el uso expandido y sin control de la vitamina E”, señaló Schurks en un comunicado.

El ACV es el problema cardiovascular más común después de la enfermedad cardíaca y por año causa la muerte de unos 5,7 millones de personas en todo el mundo.

“Aunque los efectos de la vitamina E que se muestran (…) son relativamente leves, los ACV hemorrágicos generalmente tienen consecuencias más graves”, dijo Tobias Kurth, del Hospital de la Pitie-Salpetriere de Francia, quien también trabajó en la investigación.

“En base a estos resultados, sugerimos considerar otras estrategias preventivas para reducir el riesgo de ACV, como una dieta bien balanceada, no fumar, ser físicamente activo y mantener un peso normal”, añadió el científico.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.