*


Solarium: el riesgo para los menores de edad

Por BBC Mundo

Los temores por la incidencia de melanoma maligno -la forma más letal de cáncer de piel- condujeron a que las autoridades en Inglaterra y Gales en el Reino Unido prohibieran la renta de camas solares a menores de 18 años.

Según lo establece el Acta de Camas Solares 2010, cualquier salón de belleza, gimnasio u hotel que permita que adolescentes y niños usen camas solares recibirá una multa de US$32.000.

Los expertos en cáncer afirman que la medida podrá ayudar a proteger a los menores de 18 años del desarrollo de cáncer de piel más tarde en su vida.

Las cifras en Inglaterra muestra que en promedio, 6% de los niños y adolescentes varones de entre 11 y 17 años utilizan camas solares. Pero la cifra aumenta a 50% entre las adolescentes de 15 a 17 años.

Un estudio presentado esta semana por la organización Cancer Research UK muestra que cada día se diagnostican dos nuevos casos de melanoma maligno en menores de 35 años en el Reino Unido.

Y en otras partes del mundo las cifras son similares, con un aumento global en las últimas décadas en los casos de la enfermedad.

Según la Fundación de Cáncer de Piel de Estados Unidos, uno de cada cinco estadounidenses desarrolla cáncer de piel en algún momento de su vida.

Y la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que cada año se diagnostican entre 2 y 3 millones casos de cáncer de piel no melanoma y unos 132.000 casos de melanoma en el mundo.

Esta enfermedad está provocando unas 65.000 muertes cada año.

Rayos ultravioleta

Los estudios señalan que la exposición excesiva a los rayos ultravioleta del sol durante la niñez y adolescencia es uno de los principales factores de riesgo de cáncer de piel más tarde en la vida.

Mucha gente piensa que las camas solares son una alternativa segura a la exposición del sol.

Pero investigaciones recientes han demostrado que igual que el sol, las camas solares despiden peligrosos rayos UV que dañan el ADN de las células de la piel y provocan el desarrollo de cáncer.

Datos del Instituto de Investigación de Cáncer muestran que el uso de camas solares entre los menores de 35 años incrementa en 75% el riesgo de melanoma maligno.

Las camas solares también provocan envejecimiento prematuro. De forma que cuando desaparece el bronceado, el daño permanece.

El Instituto de Salud Ambiental del Reino Unido señala que la prohibición en este país podría ayudar a proteger a los jóvenes del cáncer de piel.

Según Andrew Friggiths, portavoz del Instituto, “estamos extremadamente complacidos de ver que el Acta ha entrado en vigor y creemos que dará una protección valiosa a los jóvenes que son particularmente vulnerables al desarrollo de cáncer de piel”.

Por su parte, Sarah Woolnough, directora de política de Cancer Research Uk, señala que “la OMS ha clasificado a las camas solares en la categoría de más alto riesgo de cáncer, junto con el tabaco y el asbesto”.

“Instamos a la gente a que tenga cuidado con el sol y que evite las camas solares” agrega.

 

<!–
var _rsCI=”bbc”;

var _rsCG=”0″;

var _rsDN=”//secure-uk.imrworldwide.com/”;
// –>

<div><img src=”//secure-uk.imrworldwide.com/cgi-bin/m?ci=bbc&amp;cg=0&amp;cc=1″ mce_src=”http://secure-uk.imrworldwide.com/cgi-bin/m?ci=bbc&amp;cg=0&amp;cc=1″ alt=””/></div>

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.