*


“Tener a mi primera hija fue algo mágico”

Por Biut y Agencias

“Sara”, ese  fue el nombre que le puso a su primera hija. Conversadora y  alegre como siempre,  a simple vista, por el cuerpo de Renata, no hay rastro de que haya tenido una guagua. Desde hace tres semanas la actriz Renata Bravo  vivió uno de los procesos más importantes para una mujer, dio a luz a una niñita.

La vida después del  nacimiento de Sara  le cambió totalmente, las rutinas que Renata realizaba como por ejemplo antes de acostarse a dormir, organizar  por escrito el día siguiente, ya no las hace. Después del parto decidió abocarse totalmente a su hija, se propuso conocerla y adaptarse a la niña.

“En este momento estoy conociendo a mi hija,  no sé muy bien sus horarios, de repente se despierta a una hora y no sé si es por hambre,  sueño o porque le duele algo. Todo el mundo te aconseja, si llora te dicen que quizás tiene frío, o calor, o quizás le duele algo y  te estresan. Las primeras semanas son mágicas, uno descubre todo un mundo nuevo, por lo que me he sorprendido constantemente”, dijo la actriz.

Durante el tiempo que estuvo embarazada su marido se preocupó de grabar una lista de música en el I-Pod con estilos como bossa nova y reggae, para cuando estuviera en la clínica en el trabajo de parto. Por ello cada vez que escucha  Acuarela de Toquinho, Renata se emociona tanto que incluso llora.

¿Cómo viviste la fecha del parto? ¿Cómo fue ese día?

Las últimas dos semanas antes de tener a mi hija, me desperté casi todas las noches, porque me venían dolores en la guata que pensaba eran contracciones. Sin embargo, un día como a las 2 de la mañana me paré al baño y sentí que rompí la bolsa, sabía que era mi hija que quería salir.

Cuando llegué a la clínica la doctora me aseguró que el trabajo de parto iba a ser muy largo. Yo llegué a las 6:30 de la mañana  y tuve la guagua a las 18:45, estuve 12 horas en total.  Me acuerdo que el dolor de las contracciones era muy fuerte, sin embargo volvería a vivirlo mil veces.

La primera vez que le di pecho fue lo más emocionante, estaba en la pieza sola cuando de repente entró la matrona con mi hija, y me dijo que la alimentara. No sabía que hacer por lo que me guié totalmente por intuición,  y fue como si nos conociéramos de toda la vida.  Realmente maravilloso, no podía creer que era mamá, la mamá de Zara.

Tener a un hijo es el extasis, es como el nirvana, algo extraordinario. El parto es lo más lindo que te puede pasar en la vida.

 ¿Has visto en tu hija un reflejo tuyo o reflejo de tu marido?

Es muy divertido, físicamente se parece mucho a la familia de mi marido, pero siempre está haciendo muecas, gesticula mucho, frunce el ceño, sonríe, saca la lengua, igual que yo. La miro todo el día y cada día me sorprende.

 ¿Les ha cambiado la dinámica de pareja desde que llegó el bebé?

Sí, nos ha cambiado. Nosotros siempre hemos sido  muy pololos, salimos mucho, cuando estamos en la calle nos gusta tomarnos de la mano, salir a comer juntos, ir a tomarnos algo y reírnos. Pero desde hace dos meses dejamos de pololear, yo estaba con la tremenda guata y no me sentía muy bien. 

Ahora él tiene turno a las 4 de la mañana y la guagua se despierta varias veces en la noche, por ello prefiero que mi marido duerma en otra pieza para que no se despierte y esté cansado al otro día. 

Los días que no tiene turno es como si fuéramos pololos de nuevo, pero igual son muy pocos días.

Nosotros tenemos muy buena comunicación y  ahora estamos concentrados en ser 100% papás.

En las tablas:

1.- ¿Tacones o zapatos planos?

Tacones, porque en la vida siempre ando con zapatos bajos.  En las tablas me gusta transformarme, disfrazarme e interpretar un personaje, los tacos te cambian la postura, por lo tanto son ideales para crear un nuevo personaje.

2.- ¿Vestido o pantalón?

¡Vestido!, en el teatro me atrevo más y a mostrar mis piernas, mi cuerpo, total siento que no soy yo.

3.- Si pudieras hacer una revolución en el mundo del teatro, ¿En qué consistiría?

Yo siento que el teatro puede mejorar las enfermedades de todo el mundo. Como por ejemplo estrés y la depresión. Me gustaría invitar a la gente que tiene problemas a actuar, salirse de sí, desconectarse y transformarse en un personaje por último una hora diaria. Yo sé que se mejorarían.

4.- ¿Qué proyecciones laborales tienes?

En marzo vamos a estrenar una obra de teatro española,  que se llama “El Inconveniente”,  en conjunto con la Rosita Nicolet y Gustavo Becerra. La obra es una tragicomedia y se trata de una mujer que va a comprar un departamento muy barato, pero este viene con un inconveniente, la dueña  vive adentro  y está a punto de morir.

Además voy a seguir en el programa radial en la Radio Agricultura que se llama Cero Estres con Jennifer Warner .

En televisión me han llegado varias ofertas de distintos canales, siempre me llaman de programas de humor,  pero me gustaría trabajar en Teleseries.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.