*


U2 trae el escenario más grande que se haya montado en Chile

Por Biut y Agencias

ay una imagen que sirve para ilustrar las dimensiones del montaje que U2 traerá el 25 de marzo al Estadio Nacional: “El récord del escenario más grande lo tenía la última gira de The Rolling Stones. Pero ahora, ese mismo escenario, cabe dentro del que hoy utiliza U2”, grafica Francisco Bas, gerente de producción técnica de Time for Fun (T4F), firma encargada de la cita.

La imagen es colosal y reporta una nueva marca: el tour 360° de los irlandeses mueve por el planeta a The Claw (La Garra), la estructura escénica más grande y alta jamás armada en un concierto y, por consecuencia, el mayor escenario utilizado en los megaventos locales. Números: su altura es de 30 metros y, si se le suma un tótem central que llega hasta la plataforma donde toca el conjunto y que sostiene la pantalla de video, rasguña los 50 metros. En 2008, Madonna trajo un montaje de 22 metros de alto.

Su superficie total es de 49 x 64 metros y cada pata de La Garra pesa 120 toneladas. Tiene 198 máquinas móviles de iluminación, 47 máquinas de humo y cada una de sus cuatro partes posee 72 subwoofers de sonido. “O sea, con sólo el sonido de una de sus caras puedes alcanzar un Nacional completo”, vuelve a graficar Bas.

El gigantismo de la estructura, que se ubicará en la mitad sur del coliseo, es proporcional al tiempo y material que se destinará para su armado. Si en su visita de 2006 el grupo ocupó 70 contenedores para su traslado, ahora utilizará 120 (Madonna trabajó con 63, mientras que los Backstreet Boys lo hacen con 20). Además, no se solicitará ningún implemento local -como suele suceder, sobre todo en sonido e iluminación- y toda la tarima arribará desde Australia, mientras que en Argentina y Brasil, las otras escalas en la región, se usarán escenarios distintos.

La Garra se debe montar con 10 días de anticipación (el 13 de marzo empezará a ensamblarse la estructura en Ñuñoa) y obliga a los propios músicos a ensayar tres días antes del espectáculo. Hay una explicación puntual: Santiago será la primera parada del periplo latino y todo el aparataje técnico que se utilizará completará cerca de tres meses inactivo, (desde los shows de diciembre en Oceanía), por lo que tanto los músicos como su staff deberán ajustar piezas.

El plan dicta que los hombres de One deberían estar en el país el 22, 23 y 24 de marzo, lo que supone una estadía total de casi cinco días, tiempo suficiente para desplegar su habitual agenda de reuniones. Su equipo lo forman 200 personas, por lo que exigen camarines amplios y una habitación destinada sólo a la relajación y al entretenimiento, la que estará habilitada con play station y home theater. Para la alimentación, el cuarteto viaja con un chef privado sólo para sus miembros y un sistema de catering para su staff.

Muse, la banda telonera, se presentará 90 minutos en el mismo escenario y, a diferencia de Bon Jovi o Rush, los propios U2 traerán un cubrecampo para el césped.

Además, será la primera vez que se ocupe la galería sur del Nacional para un show (con excepción de la Teletón) y todas las ubicaciones, salvo las de Cancha y Red Zone, serán numeradas. “Estamos viendo cómo ordenaremos el flujo de gente”, concluye Bas. Hasta la fecha, el evento ha vendido 58 mil entradas y aún hay disponibles en el sistema Ticketmaster.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.