*


mujer 5

Publirreportaje: Slow Food, alimentación consciente

Por Publirreportaje

El cambio permanente en horarios y tipos de alimentación que elegimos cada día, impulsó el nacimiento de Slow Food, un movimiento que reconoce la trascendencia de los alimentos en nuestra vida cotidiana.

En 1986, nace Slow Food en Italia y nuestro país, como muchos otros, no se ha quedado fuera. En inglés, slow significa lento; y food, comida. Por esto, el concepto es justamente el contrario al tipo de comida conocido como fast food (comida rápida). La intención de Slow Food, eso sí, va mucho más allá de contraponerse a la comida rápida. Este movimiento busca difundir una nueva filosofía del comer, vinculando placer y alimento de manera consciente y responsable.

Slow Food promueve la educación tanto del gusto, como de la protección de las tradiciones gastronómicas, y los productos y métodos de cultivos propios de cada zona.

Para ello, el movimiento se ha expandido mundialmente, canalizando su trabajo a través de alianzas con organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y vínculos de amistad con gobiernos de todo el mundo, para organizar y patrocinar proyectos que defiendan nuestro patrimonio mundial de biodiversidad agrícola y las tradiciones gastronómicas locales.

Así, la “vida slow” invita a experimentar un cambio cultural hacia la desaceleración de nuestra forma de vida para un mayor disfrute de la misma, a través de actividades placenteras, tomando conciencia del acto de comer, disfrutándolo y convirtiéndolo en una experiencia saludable, pausada y agradable

Otras razones para comer slow

Más allá del disfrute de comer, del respeto a la cultura gastronómica y a la biodiversidad, comer lento es también un hábito saludable. Al comer lento y masticar con calma, se desmenuza mejor el alimento, no hay tanta aerofagia (tragar aire) y hay más tiempo para que el alimento se mezcle con el jugo gástrico, lo que permite que este último actúe de manera eficiente en el proceso de digestión y como agente microbicida. Además, si se come más lento y se mastica más, se tiende a comer menos.

Si te gustó este artículo, no dudes en visitarnos en www.comebienvivebien.cl , el nuevo programa de beneficios de Nestlé que te sorprenderá, porque reúne en un solo lugar toda la información de interés para ti y tu familia: nutrición, salud, bienestar, cocina, tips, datos y concursos entre otros. Además, por interactuar en el sitio, acumularás puntos Nestlé que podrás canjear por increíbles premios. ¡Te esperamos!


ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.