*


andrea portada

Andrea Ocampo y el ciberbullying:”Lo que me pasa a mí es mucho más común de lo que pensamos”

La licenciada en filosofía, en entrevista para La Tercera, cuenta cómo ha enfrentado el bullying en las redes sociales por su aspecto físico y cómo ha servido de ejemplo para las adolescentes.

Por Tamy Palma Silva

Andrea Ocampo, es una mujer de 31 años, licenciada en filosofía en la Universidad Católica, que en el 2016 se hizo conocida por colaborar en un reportaje de TVN, donde habló del reggaetón. Para presentar a Andrea el gc que escribieron desde el programa fue “experta en reggaetón”. Rápidamente su imagen se viralizó y se convirtió en objeto de bullying en redes sociales.

Desde ese día Ocampo, según relata, ha sido criticada cada vez que tiene una intervención pública, recibiendo mensajes como: “Juit juiu. Ah, te la creíste, pendeja. Ella, la más esbelta. La modelo, pero XL”, “Menos mal que no protestaste en pelota (…) Igual vamos por su ‘tocomple’, ¿o me vienes con que estás a dieta?”, relata.

Revisa la entrevista que Tamara Palma le realizó para La Tercera:

¿Llega un punto en que normalizas esta violencia?

No, pero tampoco la patologizo. Esto fue fuerte y sorpresivo, pero cuando recién empecé a escribir en blogs y revistas fue mucho más duro. Debe ser porque también eran las primeras veces en que yo me enfrentaba a la violencia sistemática que se evidenciaba en internet. Tiene que ver con eso, pero también con una serie de conductas extras offline de mis pares, porque desde chica he sido el punto blanco de burlas.

andrea dentro

Además de declararte de izquierda y feminista, has decidido llevar la causa de la mujer gorda que es capaz de ayudar a otras como tú. ¿Te agota hacerle frente a la violencia?

Hoy no. Me pasan cosas, a veces se me hace difícil, pero por cada vez que me pasa algo público donde se me cuestiona por mi gordura, me llega una ola de mensajes buena onda y también otros muy dolorosos de niñas que me cuentan sus agresiones en los colegios o casas. Son niñas que se identifican conmigo, y ahí es cuando pienso que lo que me pasa a mí es mucho más común de lo que pensamos y que está invisibilizado. Los cuerpos gordos están expuestos a la crítica de toda la gente, son cuerpos que todo el mundo ve, que todo el mundo juzga y de los que opinan mucho, pero al mismo tiempo la gente no quiere que existan.

¿Qué te dice tu familia por tanta exposición?

Vengo de una familia en donde todas las mujeres son como yo. Me apoyan, y pareciera ser que ya están acostumbrados a que cada cierto tiempo se me juzgue por mi físico. No es algo nuevo, se arrastra desde mi infancia.

La niñez de Andrea Ocampo se trató, en parte, de estar a dieta infinitas veces. También de pasar doctor por doctor para saber si podía operarse, a qué se debía su gordura y si ésta terminaría en algún momento. De adolescente se dio cuenta de que la ropa de moda no existía ni existiría jamás en su talla. Las invitaciones de sus compañeras de curso para conocer niños de otros colegios no llegaron nunca. Las burlas por su físico cada año iban subiendo más de tono.

Sigue leyendo en La Tercera

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.