*


chile-a1-1

La Roja femenina va al Mundial de Francia

El equipo de José Letelier vence 4-0 a Argentina y clasifica a Francia 2019. Por primera vez en la historia, el fútbol femenino chileno estará en la máxima cita. De paso, agarró boletos para el repechaje a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Por La Tercera

Muy frío ha estado La Serena durante las últimas semanas. Hasta sus propios habitantes sienten que el asunto es levemente anormal. Al histórico rito solar de esconderse tras un manto de nubes y aparecer al mediodía, ahora lo reemplazó un nublado permanente. Una situación climática que, en principio, entibiaba el entusiasmo del público respecto de que sucedería en el partido contra Argentina, el último de la Roja en esta Copa América en la capital de la Región de Coquimbo.

Pero el calor comenzó a subir desde el minuto 8, cuando Camila Sáez cabeceó el tiro de esquina en el primer palo y abrió la cuenta. Con el testazo de Sáez, todos se olvidaron en ese momento del frío y más de un entusiasta se sacó la chaqueta y la revoleó en las tribunas para celebrar el tanto que no implicó únicamente una ventaja numérica, sino que, también, añadió el nivel de calma que el buen pie que caracteriza al cuadro chileno comenzara a marcar diferencias en el manejo que, a los pocos minutos, tendrían un adecuado correlato en el marcador.

chile-a1-1

Por eso, Chile se fue al descanso 3-0: por sus méritos colectivos, por la intensidad puesta en cada balón, y también por el desvarío argentino, que apostó demasiado por los afanes individuales y, en determinados momentos, por los espacios que dejó su zaga.

Esos factores permitieron el lucimiento de Hernández, Aedo y Rojas, cuyos movimientos en ataque eran complementados por el criterioso uso de las bandas por parte de Fernanda Pinilla y Rocío Soto, lo que habitualmente creó superioridad numérica en los ataques y un nerviosismo marcado en la defensa argentina, sobre todo en los casos de Agustina Barroso y ldana Cometti.

El segundo tiempo comenzó con un tono algo distinto, pues las trasandinas se vieron obligadas a adelantarse un poco más, a meter la presión de la que habían carecido en el lapso inicial, pero sin una estructura de juego clara. Así, sus delanteras llegaban con poco o nada de comodidad a enfrentarse con Christiane Endler, quien demostró durante todo el certamen un nivel que no daría facilidades nadie al momento de atajar.

Sigue leyendo la nota del periodista Eduardo Sepúlveda en La Tercera

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.