*


anto1 portada

Modelo XL y las estrías: “Es muy difícil mirar tu piel y saber que nunca más va a volver a estar lisa”

Antonia Larraín se atrevió a mostrar su peor complejo en un desnudo para una campaña de la marca Absolut. “El ejercicio de amor propio tengo que seguir haciéndolo siempre”, afirma.

Por Soledad Reyes

Se tuvo que despojar de su peor complejo. Antonia Larraín, reconocida modelo chilena plus size, fue una de las mujeres que se atrevió a desnudarse por completo en el marco de la campaña “Nothing to Hide” de la marca Absolut.

“Me llamaron y lo encontré tan bacán”, comentó la maniquí sobre la experiencia, su segunda vez sin ropa en una fotografía, ya que antes había posado para un documental también mostrando sus curvas.

Sin embargo, esta vez Antonia quiso hacer arriesgarse más allá y mostrar sin pudores uno de los espacios de su cuerpo que más le genera vergüenza. “Pensé ya, si voy a hacerlo voy a hacerlo con todo, y pensé altiro cómo mostrar la parte de mí que más me da vergüenza, que es mi guata. Y dije ‘ya, me voy a poner bien de frente’”, reveló.

De esta forma, Larraín ensayó poses para “verme digna” y finalmente comentó que “quedé feliz de que no hayan retocado mi guata y que hayan dejado mis estrías ”.

Esto porque, para la joven, lo más molesto de esta área son esas marcas que se generan debido al embarazo o aumentos y bajadas de peso. “Es muy difícil mirar tu piel y saber que nunca más va a volver a estar lisa. Las estrías no se van con nada, te puedes operar y van a seguir ahí. Por eso, es algo con lo que sí o sí debes reconciliarte, aprender a quererlas, recuperar la seguridad”, afirmó.

De hecho, Antonia confesó que “el ejercicio de amor propio tengo que seguir haciéndolo siempre”. Pero que, tras esta liberadora experiencia “voy a ir a la playa y sorry, no voy a pasar más calor. Si el del lado se ofende porque muestro la guata, es su problema”.

¿Qué te parece su reflexión?

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.