*


pinlopez1

Josefina Montané lloró al recordar intento de abuso de Nicolás López: “¿Por qué no le pegué un combo y salí?”

La actriz comentó en Bienvenidos un episodio que le tocó vivir con el cuestionado director y contó cuánto se había cuestionado tras el hecho. “Caché altiro cuál era su intención”, indicó.

Por Soledad Reyes

Hace algún tiempo, Josefina Montané fue mencionada en el reportaje donde se destaparon los abusos del director de teleseries Herval Abreu. Y luego, en la investigación contra el director Nicolás López realizada por la misma revista Sábado.

Sin embargo, nunca quiso hablar directamente de los temas. Hasta hoy, cuando, luego de ser invitada por el Bienvenidos para reemplazar a la viajera Tonka Tomicic, le tocó abordar el problema debido a la nueva querella que se puso contra el creador de cintas como “Sin Filtro” y “No estoy loca”.

“Yo tuve un episodio con él en el que salimos. Era para hablar, porque trabajamos juntos en un teaser para una serie que se iba a vender en Miami”, comenzó diciendo la actriz, para luego relatar cómo se desarrolló aquella cita.

“Me junto con él, para mí laboral. Él siempre confunde y mezcla un poco las cosas. Bueno, lo hemos visto, tiene una personalidad bien fuerte y como que a todo le baja el perfil, para él todo es un chiste. Entonces, trató de curarme. Me ofrecía mucho alcohol, me pasaba cosas intomables. ‘Conmigo no, a mí no me vai a curar. Puedo tomarme mis tragos, pero no me vai a curar’. Caché altiro que esa era la intención”, dijo Montané.

Y agregó que “en algún minuto me decía ‘pero qué te importa si igual vamos a terminar…’. Ocupaba una palabra muy fea que no la voy a reproducir a esta hora. También me preguntó si podía tocarme la teta”.

Tras esto, Josefina se quebró. Y contó cuánto se había cuestionado tras el hecho. “¿Por qué yo llegué a ese nivel?, ¿por qué acepté? En mi caso ¿por qué me ofreció tocar mis pechugas? ¿por qué no le pegué un combo y salí? ¿por qué no hice eso?”, reflexionó.

Finalmente, la protagonista de “Pacto de Sangre” aseguró que “yo tuve suerte” y que denunciar “cuesta, no es algo fácil. No es decir de un día para otro ‘sí, me pasó esto’, ‘sí, cometí un error’, ‘sí, me equivoqué’, ‘sí, caí en las promesas que hacía esta persona’. Cuesta asumir eso, cuesta asumir que fuiste vulnerada. Por favor, respeto. Cuesta años hablar”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.