*


autor

Autor francés provoca ira por decir que mujeres de más de 50 años son “demasiado viejas” para amar

Yann Moix, que tiene 50 años, dijo que es 'incapaz' de amar a una mujer de su edad y que prefiere tener citas con mujeres más jóvenes.

Por Biut y Agencias

Un popular autor y animador de televisión francés despertó críticas generalizadas en todo el mundo tras decir que las mujeres de más de 50 años son “demasiado viejas” para amar y le resultan “invisibles”.

Yann Moix, que tiene 50 años, dijo a la revista para mujeres Marie Claire que es “incapaz” de amar a una mujer de su edad y que prefiere tener citas con mujeres más jóvenes, especialmente de ascendencia coreana, china y japonesa.

“Prefiero el cuerpo de las mujeres más jóvenes, eso es todo. Fin. El cuerpo de una mujer de 25 años es extraordinario. El cuerpo de una mujer de 50 no es para nada extraordinario”, comentó Moix, un autor premiado y presentador de televisión.

Imagen: Agencias

Imagen: Agencias

Los comentarios de Moix provocaron ira mundial, particularmente en redes sociales, en que una periodista de 52 años publicó una foto ya borrada de su trasero.

“Voilá, las nalgas de una mujer de 52 años… qué imbécil eres, no sabes lo que te pierdes”, escribió la periodista Colombe Schneck en su cuenta de Instagram.

Otros publicaron fotografías de estrellas de cine que ya pasaron los 50 años, como Halle Berry, Jennifer Aniston y Monica Bellucci, para argumentar contra sus afirmaciones de que las mujeres mayores no son atractivas.

Respondiendo a las críticas, Moix dijo a una radio local el lunes que no podía evitar preferir a mujeres más jóvenes.

“Me gusta quien soy y no tengo que responderle a la corte de los gustos”, dijo Moix a la radio RTL.

“Las mujeres de cincuenta años tampoco me ven. Tienen otras cosas que hacer en vez de estar alrededor de un neurótico que escribe y lee todo el día. No es fácil estar conmigo”, sostuvo.

TAGS:
ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.