*


Captura de pantalla 2019-02-08 a la(s) 11.45.57

Daniella Campos relató el difícil camino para ser madre de nuevo tras perder a dos bebés

La ex Miss Chile señaló que pasaron 10 años para poder tener a su hija Maite, quien nació en estado crítico.

Por Isa Luengo

Daniella Campos estuvo de invitada en el Mucho Gusto donde contó el difícil camino que tuvo que recorrer para ser madre de nuevo, luego de fallecer su hija Florencia a los 11 días de nacida y posteriormente haber tenido una pérdida.

“Fueron 10  años para tratar de tener a la Maite (…) tuvimos un embarazo después de mi hija que falleció (…) y lamentablemente yo lo perdí también, ahí perdí la trompa porque me la reventó la guagüita y ahí se complicó” reveló la periodista.

“El camino para tener a la Maite fue súper difícil”, expresó, relatando que finalmente logró quedar embarazada con el proceso del in vitro. “Es complicado, habíamos tenido una pérdida, así que todo había sido muy doloroso emocionalmente. Cuando quedo embarazada de Maite, mi enfermedad se reactivó”, señaló la periodista, quien padece de hipertiroidismo.

Captura de pantalla 2019-02-08 a la(s) 11.46.14

Su hija Maite, heredó su enfermedad, por lo que cuando nació estuvo en estado crítico. “Me dijeron que podía fallecer y eso para nosotros fue terrible. Nosotros estábamos preparados para todo lo relacionado con la tiroides, porque estábamos acostumbrados por mí. Pero cuando nos dijeron que venía con una falla multisistémica en el hígado, fue horrible”. Maite estuvo 16 días en la UCI pediátrica antes de poder salir adelante.

Finalmente, la ex Miss Chile señaló que “ver a la Maite es el mejor regalo que la vida me pudo dar”, recordando también a su fallecida hija Florencia: “hoy la Florencia es una alegría para mí, agradezco cada minuto que estuvo, ya no pienso en el tiempo que perdí, pienso en lo maravilloso que fue. Me emociona hablar de ella”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.