*


influenza

Influenza: Nueve síntomas que diferencian esta enfermedad de un resfriado

A menudo, las personas confunden el resfriado común con esta enfermedad. Descubre aquí cuáles son las diferencias.

Por Biut y Agencias

La influenza es una enfermedad respiratoria, causada por el virus RNA que afecta la nariz, la garganta y los pulmones. Es una gripe contagiosa y presenta síntomas intensos.

“A menudo, las personas confunden el resfriado común con esta gripe por lo similar de sus manifestaciones, pero son diferentes. El resfrío se presenta de manera más suave que la influenza, dado que en esta última se puede experimentar un cuadro mucho más grave, con fiebre, dolores musculares y neumonitis”, así nos explica el Dr. Sebastián Ugarte, jefe de la Unidad de Paciente Crítico (UPC) de INDISA y asesor de la Organización Mundial de la Salud en la Campaña contra la Influenza.

influenza

Este es un virus de fácil y alto nivel de propagación, “la mayoría de las personas contraen este malestar cuando inhalan gotitas provenientes de la tos o los estornudos de alguien infectado. También se puede contraer si se toca algo que contenga el virus y luego haga contacto con la boca, la nariz o los ojos”, agrega el profesional.Si bien, para las campañas de vacunación se privilegia a grupos de riesgo, el médico explica que “toda la población está expuesta”. Sin embargo, “a los niños, adultos mayores, embarazadas y pacientes portadores de enfermedades crónicas” se les conoce como “grupos de riesgo” ya que tienen más posibilidades de complicarse gravemente o incluso de morir.

Síntomas de la influenza

Para poder detectar esta enfermedad es fundamental reconocer su sintomatología:

– Comienza muy rápido. “Uno puede empezar a sentirse enfermo aproximadamente de 1 a 7 días después de estar en contacto con el virus. La mayoría de las veces, entre 2 a 3 días.

– Fiebre alta – entre 39° y 41oC.

– Dolores de cuerpo, escalofríos.

– Mareos, cara sonrojada, dolor de cabeza.

– Falta de energía, náuseas y vómitos.

influenza

Asimismo, el Dr. Ugarte explica que “habitualmente entre el segundo y el cuarto día, la fiebre y los dolores comienzan a desaparecer, pero pueden haber nuevos síntomas”, como por ejemplo:

– Tos seca, falla respiratoria, estornudos.

– Secreción nasal (transparente y acuosa).

– Dolor de garganta.

– Falta de apetito.

“La mayoría de los síntomas desaparecen al cabo de 4 a 7 días”, indica el doctor De todas maneras, es importante saber que la influenza puede empeorar otros males como el asma y las enfermedades respiratorias crónicas, entre otras, por lo que la gente que sufre estas condiciones debiese consultar con un profesional.

No hay que olvidar que para no contagiarse de influenza, la vacunación es clave, además de tratar de limitar la exposición al frío, humedad y cambios de temperatura drásticos.

“Una vez que se diagnostíca, el tratamiento que podemos utilizar para aminorar las dolencias son el paracetamol y el ibuprofeno, ya que ayudan a bajar la fiebre. No se recomienda tomar aspirina. Es importante descansar mucho, tomar bastantes líquidos y no fumar, ni beber alcohol”, finaliza el especialista.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.