*


Maly

Maly Jorquiera opina sobre efectos de las pantallas en los niños: “No hay que volverlos adictos”

Tras enterarse de los nocivos efectos de las pantallas en los niños, Maly reveló cómo ha modificado algunos hábitos para no exponer a su hijo.

Por Javiera Kessra

Hace un tiempo Carolina Pérez Stephens, educadora de párvulos de la Universidad Católica y máster en Educación de la Universidad de Harvard, visitó el estudio de Bienvenidos en Canal 13 para conversar sobre los impactantes resultados de los últimos estudios en neurociencia sobre el efecto de las pantallas en el cerebro de los niños.

La integrante de la organización “Comunidad sin Pantallas”, reveló que las sociedades de pediatría en el mundo dicen que los niños no deben exponerse a las pantallas de ningún tipo hasta los cinco años. Y explicó que cuando un niño está frente a una pantalla interactiva, el nivel de dopamina que secreta el cerebro es equivalente a un shot de heroína. Y esta sería la razón por la que los niños quedan viciados.

Además, explicó que este “chorro de dopamina en el cerebro, va directo a matar las neuronas de la ínsula, que es la oficina de ser buena persona, que tiene relación con la compasión y la empatía”.

Imagen: Captura programa Bienvenidos de Canal 13

Imagen: Captura programa Bienvenidos de Canal 13

Tras la exposición de esta nueva evidencia científica, los integrantes del panel, se mostraron impactados con la información, especialmente Maly Jorquiera, quien es madre de un niño de casi dos años.

En entrevista con biut, la comediante confesó que después de enterarse sobre los efectos de las pantallas en los niños, “quedé pa’ la cagá” y asguró haber modificado algunos hábitos, luego de recibir la información de la experta.

“Siempre tratamos de ser anti pantallas, pero llegó un punto en el que no podíamos conversar ni hacer nada, porque había que andar detrás del Lucas. Le ponemos música, no le ponemos historias o programas, y tratamos de no abusar. No queremos dañar a nuestros hijos. Pero es una buena forma de tener un break entre nosotros, sobre todo para almorzar”, aseguró Maly.

La comediante agregó que ahora “tratamos de equilibrarlo, acomodarlo a la vida y no exagerar. Mi hijo está muy chico, entonces creo que uno tiene que buscar el equilibrio entre la época que se vive y lo que le hace bien o mal a él. No hay que volverlos adictos, pero tampoco marginarlos de lo que está pasando. Nosotros somos parte del sistema y queremos buscar el equilibrio, pero es un tema grande”, finalizó.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.