*


vegetable-soup-933527_640

Flexitarianismo: La dieta de vegetales amigable con el planeta y que incluye el consumo de carne

Si todo el mundo adoptase una dieta basada en plantas, para el año 2050 los efectos combinados sobre la producción (reducción de la carne y gases de efecto invernadero de la agricultura) disminuirían en más del 50%, clave para reducir el calentamiento global.

Por Ignacia Romero

Estudios aseguran que disminuir el consumo de carnes rojas, moderar el de otras fuentes de proteína animal y aumentar el de alimentos de origen vegetal como legumbres, frutos secos, frutas y verduras, es la medida más eficaz de reducir el impacto ambiental y mejorar la salud.

Los flexitarianos no son vegetarianos ni veganos. La BBC explica que esta dieta significa: “comer fundamentalmente alimentos basados en plantas, sólo ocasionalmente productos animales y únicamente una vez por semana una porción de carne roja”.

Flexiflexitarianismo

Imagen: gentileza Pixabay.com

Es una tendencia alimentaria que rápidamente gana terreno y que, según los expertos, es la forma ‘verde’ de comer carne y ayudar al planeta.

Ser flexitariano resulta ser una dieta sostenible, según la FAO, ya que lo define como un consumo responsable con el medio ambiente.  tener bajo impacto ambiental y contribuir a la seguridad alimentaria y nutricional, y a una vida saludable para las generaciones actuales y futuras.

Cambio Climático

flexitarianismo

Imagen: Gentileza Pixabay

Según un nuevo estudio de la Universidad de Oxford, “los tres pasos clave para asegurar un futuro sostenible en 2050 son reducir a la mitad el desperdicio de alimentos, mejorar las prácticas agrícolas y adoptar el flexitarianismo”.

Marco Springmann, autor principal de la investigación, le dijo a la BBC que: “Podemos adoptar una variedad de dietas saludables, pero lo que todas tienen en común, de acuerdo a la evidencia científica, es que se basan fundamentalmente en alimentos provenientes de plantas”.

Por lo mismo, comenta que cada uno puede adoptar la dieta que prefiera: “Desde una dieta con pequeñas cantidades de productos animales, que algunos llaman mediterránea y nosotros denominamos flexitariana, a otra dieta pescatariana (vegetales, pescados y mariscos), vegetariana o vegana”.

Nosotros preferimos centrarnos en la dieta menos radical, la flexitariana”, señala el investigador.

flexitarianismo

Imagen: Gentileza Pixabay

En el estudio publicado por Nature, se indica que entre los efectos negativos de la producción y consumo de alimentos “se encuentran la intensificación del cambio climático, el agotamiento de fuentes de agua dulce y la contaminación de los ríos por el uso excesivo de nitrógeno y fósforo en la agricultura”, explica el medio británico.

“Si el mundo quiere limitar el impacto del cambio climático, la escasez de agua y la contaminación, entonces todos debemos adoptar una dieta flexitariana”, dice la BBC.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.