*


pixabay

Nutricionista aclara los mitos y verdades de saltarse el desayuno

Experto en nutrición advierte que pasar por alto esta primera comida del día es muy perjudicial para nuestra salud. ¿Por qué? Acá te contamos.

Por Ignacia Romero

¿Cuántas veces a la semana figuras saliendo apurada de tu casa sin tomar desayuno? Es probable que muchas contesten al menos más de una vez.

Y es que datos de la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario, realizada durante los años 2010-2011, revelan que no eres la única que hace esto, ya que el 10% de los chilenos sale de su casa sin tomar desayuno. 

desayuno

Imagen: Gentileza Pixabay

Sin embargo, Camilo Aburto, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello, advierte que pasar por alto esta comida del día es muy perjudicial para nuestra salud.

“Esta es una comida esencial para activar los procesos metabólicos del organismo y restituir las reservas de glucosa”, asegura.

A continuación, el especialista en nutrición aclara algunos mitos sobre el desayuno

¿Verdadero o falso?

Da lo mismo tomar o no desayuno”

 FALSO: Es importante saber que no tomar desayuno es un hábito poco saludable para nuestro organismo.

Tomar desayuno tienen ventajas”

VERDADERO. Dentro de las ventajas de tomar desayuno está la mejora en el rendimiento físico e intelectual, mejorando la concentración y productividad; y ayuda a mantener un peso corporal normal, reduciendo la posibilidad de presentar enfermedades cardiovasculares.

Saltarse el desayuno puede generar problemas al corazón”

VERDADERO. Estudios publicados por el Departamento de Nutrición de la Universidad Harvard señalan que no tomar desayuno aumenta en 27% riesgo de enfermedad coronaria. Se expresa que saltarse el desayuno puede conducir a uno o más factores de riesgo, como la obesidad, presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes, que a su vez puede conducir a un ataque al corazón en el tiempo.

desayuno

Imagen: Gentileza Pixabay

Los niños pueden saltarse el desayuno”

FALSO. En los niños, el asunto no varía, y de acuerdo a publicaciones en la Universidad Nacional de San Luis, Argentina, los pequeños que no desayunan, tienen un estado nutricional alterado con respecto a los que sí desayunan. Probablemente porque los que no reciben el desayuno en sus casas tienen falencias en el resto de las comidas, situación que, en conjunto, provoca estados nutricionales alterados y disminución de la concentración y rendimiento académico.

Personas solas son más proclives a saltarse el desayuno”

VERDADERO. En un estudio uruguayo se concluye que el 28,2% de los adolescentes omitió desayunar. La probabilidad de omitir el desayuno con respecto a no omitirlo es aproximadamente 2,25 más alto en los adolescentes que se encuentran solos con respecto a los que se encuentran acompañados. Entre quienes omitían el desayuno un 40,4% presentó sobrepeso u obesidad, siendo mayor esta cifra en los que tenían 13 años o menos. El motivo más mencionado para omitir el desayuno fue “levantarse tarde y no tener tiempo”. La edad y el sexo se asociaron significativamente con el motivo mencionado.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.