*


Lactancia prolongada

Lactancia “prolongada”: Rostros femeninos opinan sobre dar el pecho después del año

¿Qué opinas sobre dar el pecho después del año? Daniela Kirberg, Daniela 'Chiqui' Aguayo, María Paz 'Maly' Jorquiera y Yasmin Rebolledo, compartieron su experiencia y opinión sobre este tema.

Por Ignacia Romero

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, muchas organizaciones y profesionales de la salud han hecho su mejor esfuerzo en informar, promover y empoderar a las mujeres para que se animen a elegir la leche materna para alimentar a sus bebés por el mayor tiempo posible, debido a los multiples beneficios que ésta tiene tanto para la madre como para su hijo. 

Sin ir más lejos, la OMS recomienda al menos seis meses de lactancia materna como mínimo y hasta los dos años o más, si madre e hijo así lo desean.

lactancia

Por su parte, el reconocido pediatra español, Carlos González, hace un tiempo afirmó en entrevista con Biut, que dar el pecho más de dos años, debería ser simplemente lo normal. “Supongo que se le llama “prolongada” porque no estamos acostumbrados a verlo. En realidad, la OMS no recomienda dos años de lactancia como máximo, sino como mínimo. Así que dar el pecho menos de dos años quizás se debería llamar “lactancia reducida”, y más de dos años es simplemente lo normal”, explicó en esa oportunidad.

Sin embargo, pese a toda esta evidencia científica, no todas las madres que logran dar el pecho a sus hijos sin mayores problemas, optan por una lactancia “prolongada” y un destete natural. ¿Por qué?

Existen muchas posturas sobre este tema. Por esto conversamos con algunos personajes femeninos, que compartieron su propia experencia y nos dieron su opinión sobre la lactancia después del año.

Daniela Kirberg

“Creo que es libre, lo que a cada mamá le funcione”

Lactancia prolongada

Imagen: Instagram @daniela_kirberg

“Mis primeros hijos de 13 y 12 años, cuando nacieron, existía el post-natal de tres meses, por lo tanto para mí fue una hazaña el darle pecho seis meses a cada uno. La verdad es que era súper difícil sacarme la leche en la oficina, pese a que tenía horarios y todo, porque había que mantenerla refrigerada. Y además, me tocó viajar mucho por trabajo. Me costaba mucho estimular la lactancia con el saca leche, porque no es lo mismo que la succión del bebé.

Sin embargo, con la Rafaela que tiene 6 años, como no estaba trabajando con horario fijo, pude disfrutar de darle por un año la lactancia exclusiva. Ambas experiencias me encantaron. Ambas fueron distintas edades, distintas etapas.

Y sobre darle pecho a niños de más de un año, creo que es libre, lo que a cada mamá le funciona”.

Daniela “Chiqui” Aguayo

“Le daría hasta el año, feliz. Pero no sé si le daría hasta los dos años”

lactancia prolongada

Imagen: Instagram: @chiquiaguayo

“Ahora que estoy ad portas de ser mamá, creo que le daría hasta el año, feliz. Pero no sé si le daría hasta los dos años. Como no tengo la experiencia, ¿quién sabe? A lo mejor llegaré al año, y sigo teniendo leche, voy a seguir dándole.

Pero para mí, un año me parece suficiente. Conozco mucha gente que ni siquiera ha logrado darle por ese tiempo. Es como la primera meta: darle pecho un año. Si me preguntas ahora, yo creo que después lo cortaría, pero ¿quién sabe si uno se enamora de la lactancia y quieres darle por dos años si tienes leche?

Sobre la lactancia prolongada: Está perfecto. Tiene que fluir todo entre  mamá e hijo. Si la mamá está feliz y el hijo también, perfecto. El punto es que estén los dos fluyendo con la lactancia. Eso es lo más difícil y lo más importante de la lactancia”.

María Paz ‘Maly’ Jorquiera

“Si le parece bien hasta los 20 años de la criatura, me parecería raro y perturbador, pero lo respeto”

Lactancia prolongada

Imagen: Instagram: @MalyJorquiera

“A mi hijo, yo le di 10 meses, no pude llegar al año. No porque no tuviera; tuve mucha leche, si no que no me dio el cuero. Estaba muy cansada, mi cuerpo se estaba desgastando mucho, entonces preferí cortarme la leche, y tener más energía para disfrutarlo a él. Esa fue mi opción.

Creo que es tan personal y respetable de cualquier forma en que la mamá quiera enfrentar la lactancia.

Y lo que diga la organización que sea, son una guías las que te dan, pero en la realidad, en carne viva y propia, las circunstancias son otras. Entonces uno tiene que velar por el bien del hijo, sin dejar de velar por el bien mental y físico de uno, porque estando bien uno, la guagüita también lo estará.

Por la lactancia ‘prolongada’, opino que es un tema personal de la madre que lo esté haciendo, y debe ser hasta cuando quiera. Si le parece bien hasta los 20 años de la criatura, me parecería raro y perturbador – ríe-, pero lo respeto.

Si no le quiere dar pechuga, lo respeto también. La maternidad en todos los aspectos, y especialmente en este, es súper personal de la mamá”.

Yasmin Rebolledo

“Es un periodo precioso que por mí, ninguna madre y ningún niño debiera perderse”

Lactancia prolongada

Imagen: Instagram: @MinRebolledo

“A mi primer hijo, Pedro le di un año de lactancia. Y a mi segundo hijo, Antonio, le di dos años. Con él me prolongué un poco más porque sabía que sería mi último hijo, ya que no queríamos más. Entonces me daba pena romper esa conexión, porque son momentos con tus hijos donde se crean vínculos muy especiales.

De eso estoy totalmente convencida, porque ambos son lejos lo más cariñosos que hay conmigo, y muy apegados sin ser dependientes. No es que se esté creando un niño dependiente de la madre, pero si se le entrega tanto amor, que se le genera, en mi opinión, mucha seguridad para enfrentar el mundo, al saber que siempre han tenido a la mamá presente para cualquier problema o para generar y reforzar este vínculo.

El dejarlo, para ellos fue más fácil que para mí. Yo sentía un apego tan grande con ellos que el parar la conexión con la leche materna y de verle su carita cuando está tomando leche fue como ‘ah, qué pena, nunca más le daré leche’. Para mí fue más difícil.

Acerca de la lactancia prolongada, creo que los niños que han tenido lactancia prolongada, se frustran menos, tienen mayor seguridad de la madre porque siempre la tuvieron presente para sus necesidades. Son más independientes, seguros, son niños que tienen más amor incorporado.

Para mi hay mil beneficios. Ahora, yo respeto todas las opciones de cada mujer. Si le incomoda, si siente que no le sale, si le duele y no quiere, es cosa de cada uno. En mi opinión, es un periodo precioso que por mí, ninguna madre y ningún niño debiera perderse.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.