*


verduras

Siete errores que puedes estar cometiendo al cocinar verduras congeladas

Expertos en salud y alimentación detallan los errores más comunes a la hora de cocinar verduras congeladas.

Por Ignacia Romero

Para una dieta sana y equilibrada, la Organización Mundial de la Salud recomienda ingerir al menos 400 gramos o cinco porciones de frutas y verduras al día, ya que son uno de los alimentos que más propiedades nutricionales brindan a nuestra salud.

Sin embargo, por la falta de tiempo puede ser que estemos comiendo menos verduras y frutas de los recomendado. Por eso es que, los vegetales congelados se convierten en una opción para muchas personas.

verduras

Imagen: Pixabay.com

Y es que según indica Lisa Shepherd, especialista en nutrición y ciencias de la alimentación en la Universidad de Tennessee (Estados Unidos), a  Huffington Post,  “el proceso de congelar verduras está diseñado para preservar la mayor parte de sus nutrientes, su sabor, su textura y su color, es importante que continuemos manteniendo esos atributos al cocinarlas“.

Sin embargo, son varios los errores que probablemente cometemos al momento de cocinar productos congelados. Por esto, el medio estadounidense contactó a varios especialistas que explicaron detalladamente los errores que debemos evitar con este tipo de alimentos sin que pierdan sus propiedades.

verduras

Imagen: Pixabay.com

Error 1: escoger cualquier bolsa de la sección de congelados de la tienda

A pesar de lo que creemos y podemos hacer, es importante palpar la bolsa de verduras y saber si están apelmazadas o no, ya que “si es así, significa que se han descongelado y se han vuelto a congelar en algún momento de camino al supermercado y han perdido nutrientes en el proceso”, explica la dietista Beth Auguste.

Esto hace que aumente un poco la temperatura y se deshidraten las verduras, cambiando sus características naturales, ya que estas pasan por un proceso de congelado rápido apenas están frescas y con sus nutrientes intactos.

Error 2: utilizar verduras congeladas en la receta equivocada

Los mejores platos para utilizar verduras congeladas son guisos, sopas y cualquier otro plato que disimule la textura de las verduras“, explicó Shepherd, recomendando también que podemos utilizar verduras o bien congeladas o bien frescas, pero no mezcladas.

verduras

Imagen: Pixabay.com

Error 3: descongelar las verduras antes de cocinarlas

A excepción de el choclo y las verduras de hojas verdes, no es necesario descongelar las verduras antes de cocinarlas, ya que estas perderán el hielo mientras las cocinas, además de que podría obtener una mejor textura.

Como el agua congelada se dilata y las verduras son casi todo agua, el proceso de congelación fuerza y estira al máximo las paredes de las células, lo que provoca un debilitamiento de su estructura y una textura más blanda cuando se descongela“, señaló Shepherd.

verduras

Imagen: Pixabay.com

Error 4: cocinar demasiado tiempo las verduras congeladas

La dietista Casey Seiden indica que “en general, las verduras congeladas pequeñas, como las judías verdes, tardan poco en cocinarse, mientras que otras, como las patatas o los trozos grandes de zapallo, necesitan más tiempo“.

Para no cocinar de más los vegetales, lo que se puede hacer es echar las verduras más adelante. “Si las vas a añadir a una sopa o a un guiso a fuego lento, hazlo en los minutos finales para preservar su textura y su color“, recomendó Shepherd.

Error 5: rehuir del microondas

Recuerda no descongelar algunas verduras antes de cocinarlas para que no queden tan blanda. Pero, “en el caso de las verduras con una textura más firme, mételas al microondas entre 4 y 6 minutos en total sin añadir nada de agua“, explicó la dietista Brittany Linn.

Además recomienda que revisemos cada 60 segundos cómo van la cocción de las verduras, hasta que veamos que tiene la textura deseada. Pero, si prefieres que queden más blandas, échales un poco de agua, recomendó Linn.

verduras

Imagen: Pixabay.com

Error 6: tardar un año en cocinar las verduras congeladas

El tiempo ideal para la conservación de las verduras congeladas va de 8 a 12 meses. Y aunque sea seguro comer verduras congeladas más de un año (sin que se haya roto la cadena de frío), lo mejor es hacerlo dentro del periodo de tiempo antes mencionado, ya que así, su aspecto, sabor y textura serán lo más parecido a comer verduras frescas.

Error 7: dejar que se quemen en el congelador

Fíjate bien que la bolsa de verduras este completamente sellada, porque si no es así, será fácil que su interior sufra quemaduras en el congelador.

El medio indica que este tipo de quemaduras no harán menos saludables a los vegetales, pero sí que cambiará su textura. Por lo que para preservar de mejor forma sus nutrientes y textura, Seiden recomienda guardar las verduras congeladas que no utilizarás en una nueva bolsa de congelados, con la menor cantidad de aire posible, para luego sellarlo de forma segura.

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa