*


Realizar actividad física reduce en 74% el gasto en medicamentos

Por Biut y Agencias

US$ 150 billones es el costo anual del sedentarismo en EE.UU., según afirmó el Dr. Adrian Hutber, Vicepresidente del American College of Sports Medicine (ACSM) durante el congreso de lanzamiento de Exercise is Medicine en Chile, programa internacional que ayuda a prevenir y tratar enfermedades  por medio de la recomendación y referencia de actividad física clínicamente comprobada.

Treinta minutos diarios es la sugerencia de esta agrupación de médicos presente en países como EEUU, Canadá, Colombia, Brasil y México, para prevenir enfermedades como diabetes, hipertensión, cáncer, depresión, Alzheimer y de este modo mejorar la calidad de vida de las personas y disminuir los altos costos de salud de la población a lo largo de los años.

En esta línea, el Programa Agita São Paulo fue identificado como la acción más rentable frente a los fármacos, arrojando que individuos físicamente activos consumen 70% menos medicamentos que los sedentarios. Esta iniciativa fue lanzada por la Secretaría de Salud del Estado de São Paulo para más de 40 millones de habitantes y en 15 años de actividades se estima que redujo en un 70% las tasas de sedentarismo de la población y de acuerdo datos analizados económicamente por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC) y publicados por el Banco Mundial en los Reportes de 2011, economiza alrededor de US$34 millones por año en el control, prevención y tratamiento de enfermedades crónicas asociadas al sedentarismo.

Por otro lado, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que tres millones de muertes se producen al año  en el mundo, atribuidas directamente a la inactividad física, cifras que han sido analizadas por diversos organismos, entre ellos el Banco Mundial, que examinó en Brasil el impacto financiero y económico de las enfermedades no transmisibles, y la rentabilidad de los enfoques de políticas alternativas.

Para la Dra. Sandra Matsudo,  directora general del Centro de Estudios del Laboratorio de Aptitud Física de Sao Caetano do Sul en Brasil y asesora científica del programa Agita São Paulo, la práctica de ejercicio no es solamente positivo para las enfermedades crónicas sino también para la salud mental ya que “disminuye la prevalencia en un 20% las enfermedades neurodegenerativas, 40% el Alzheimer y en un 60% la demencia vascular”.

Según explica el Dr. Fernando González, traumatólogo especialista en Medicina Deportiva, y promotor de “Exercise is Medicine” en Chile, “los médicos saben que el sedentarismo está entre los cuatro primeros factores de riesgo de muerte en la población, pero no suelen prescribir la actividad física ni tampoco ellos la practican”.

Los beneficios de una actividad física regular con una adecuada intensidad (www. ejercicioesmedicinaes.org)

•    Reduce el riesgo de enfermedad coronaria en un 40%
•    Disminuye el riesgo de accidente vascular cerebral en un 27%
•    Reduce la incidencia de hipertensión arterial y diabetes en casi un 50%
•    Puede reducir la mortalidad y el riesgo de padecer cáncer de mama en casi un 50%
•    Puede disminuir el riesgo de cáncer de colon en más de un 60%
•    Puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer un una tercera parte
•    Puede disminuir la depresión tan efectivamente como los medicamentos o las terapias del comportamiento.

 

 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.