*


Acupuntura

Controla tus dolores mediante la acupuntura

Por Biut y Agencias

¿Las dolencias prolongadas te caracterizan? Esta técnica no convencional permite tratar múltiples afecciones como dolores crónicos, lumbares, cervicales y enfermedades respiratorias.

El método de acupuntura, no usado por la medicina tradicional, es una efectiva solución para quienes desean manejar de forma eficiente dolencias de larga duración. Esta técnica puede recuperar efectos adversos de patologías que han alterado la rutina diaria, atendiendo a problemas de duración igual o superior a seis meses.

Para comentar las características de este tipo de tratamientos, el coordinador de dolor crónico de Clínica Vespucio, Dr. Alfredo Llanos, se refiere a sus principales beneficios en el manejo de dolencias que no responden a medidas convencionales para su control.

Dentro de la amplia gama de patologías consideradas en al área de dolor crónico, la acupuntura es la mejor arma para combatir dolores osteoarticulares como lumbagos, ciática, dolor cervical, dolor de cadera y hombros, pasando por enfermedades respiratorias como otitis, sinusitis; desórdenes del tracto intestinal como gastritis, úlceras y vómitos, hasta dolores neurológicos como cefaleas, migrañas y neuralgias. “También es efectiva en el trabajo de parto, dismenorreas, dolores dentales, trastornos de ansiedad y obesidad”, detalla el especialista.

Para enfrentar este tipo de dolencias que han permanecido en el tiempo, se utilizan diferentes técnicas que van desde la aplicación de bloqueos en la zona afectada, bombas de PCA (analgesia controlada por el paciente) y kinesiología, al uso de fármacos que provocan una menor cantidad de efectos secundarios en el paciente. “El tratamiento que une todas las técnicas para enfrentar el dolor crónico es el uso de la acupuntura, que busca mantener o restablecer la armonía de los polos que constituyen a todo ser vivo: el yin y el yang; extremos cuya disfunción genera un desorden que, de no tratarse, conduce a la enfermedad”, explica.

Esta técnica originaria de China, se basa en el principio de que la energía vital circula a través de canales o meridianos que funcionan como vías de comunicación. “Estos canales se asemejan a numerosos ríos que recorren el cuerpo para nutrir los tejidos y se constituyen en forma de cadena. En estos puntos se introducen agujas muy delgadas para liberar la energía estancada y devolverle al individuo la salud”, argumenta.

Si bien las técnicas mencionadas pueden aplicarse a todo tipo de pacientes que no han logrado buenos resultados de parte de la medicina tradicional, o que obtienen una baja respuesta terapéutica mediante el uso de tratamientos convencionales, “la mayoría de quienes recurren al manejo mediante dolor crónico son personas de mayor edad, que han sido muy medicamentados, sin que los fármacos les provoquen mayor alivio a sus síntomas y que a la vez, se ven complicados por sus efectos secundarios”, señala.

Según explica el especialista, el grado de satisfacción que produce la aplicación de este tipo de tratamientos en los pacientes es marcado ya que “ellos se transforman en una carga para el sistema de salud, por el difícil manejo de su enfermedad y poca respuesta terapéutica, además de la gran cantidad de patologías agregadas que hacen aún más complejo su control”, afirma.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.