*


Oculoplastía

Oculoplastía: Mirada de 20 llegado los 50

Por Biut y Agencias

Rejuvenecer el sector de los ojos ahora es posible gracias a una cirugía que en 120 minutos puede devolver su forma original a los párpados.

La gravedad tarde o temprano nos afecta a todas. Y a pesar de que la mayoría de quienes leen estas líneas probablemente no han llegado a las cinco décadas, esta desconocida intervención podría ser una alternativa para quienes buscan siempre verse más jóvenes. Se trata de la oculoplastía, una cirugía de origen médico, que puede utilizarse para mejorar el aspecto y devolver la juventud al rostro.

La cirugía es una sub-especialidad dentro de la oftalmología y trata los trastornos y enfermedades tanto de tipo funcional, como estético, relacionadas con los párpados, cejas, vías lagrimales, órbita y conjuntiva como consecuencia de tumores o traumas de las zonas antes mencionadas, logrando una mirada más fresca y un aspecto más juvenil en el rostro.

También conocida como blefaroplastia, se realiza mayoritariamente bajo anestesia local y algunas veces bajo anestesia general y consiste en la eliminación del tejido dérmico y la grasa que sobra en párpados superiores o inferiores según el caso.

Según explica el oftalmólogo de Puerta del Sol, Alex Soto, “La principal causa de  este tipo de cirugías, corresponden en primer lugar a las de carácter médico; en segundo lugar a las estéticas y en tercer lugar a las re-constructivas.”
La intervención tiene una duración promedio entre 60 a 90 minutos, dependiendo de si se opera uno o dos párpados. En ese caso, podría llegar a extenderse a un poco más de dos horas.

Las consultas más frecuentes son de mujeres en sus cincuenta años, sin embargo cada vez se ha hecho más usuales las preguntas de personas de 40.

Una de las advertencias del especialista apunta al experto que realice la operación. El doctor Soto afirma que debe ser desarrollada por un oftalmólogo especialista en cirugía oculoplástica, ya que no está exenta de riesgo de hematomas o lesiones de órganos nobles como el ojo y lo que lo rodea.

Los cuidados post operatorios apuntan a mantener el reposo relativo en posición semi-sentado y con aplicación de hielo local para evitar los hematomas. Se recomienda reposo en casa, en algunos casos se recetan antiinflamatorios y el aseo de las heridas operatorias.

Después de una semana se retiran los puntos, se indican drenajes y kinesiterapia de cicatrices en algunos casos. El  resultado final se observa al mes de la operación.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.