*


Mamas

Los chequeos que las mujeres no podemos descuidar

Por Biut y Agencias

Exámenes como la Mamografía o el Papanicolau son clave en la detección precoz de cáncer. Dejar de lado la ansiedad y el pudor por estos chequeos es vital.

Estar alerta ante la necesidad de realizarse chequeos ginecológicos preventivos es una situación que no se debe descuidar y que, algunas mujeres por falta de tiempo, y otros motivos, muchas veces posponen.

Para generar conciencia de lo importante que es realizarse controles de rutina, el gineco-obstetra de Clínica Vespucio Dr. Alfredo Fredericksen, entrega una guía con los principales tipos de exámenes y procedimientos que ellas no pueden dejar pasar.

Frecuentemente este tipo de chequeos generan pudor y ansiedad, sin embargo “es muy relevante tener claro que son de vital importancia para evitar posibles problemas al sistema reproductor”, señala el especialista.

Según el gineco-obstetra de Clínica Vespucio, los controles y exámenes más habituales por los que las mujeres deben consultar son:

Control ginecológico

En éste se evalúa la historia menstrual de la paciente, sus factores de riesgo, su vida sexual, considerando la cantidad de parejas y la edad de inicio sexual.

Todas las mujeres en edad fértil se lo deben realizar una vez al año, no obstante, éste debe persistir después de la menopausia, ya que en esa etapa se produce la patología oncológica más grave.

Mamografía

Es básica para la detección oportuna del cáncer de mama, “debido a que permite al especialista pesquisar pequeñas lesiones sugerentes de esta enfermedad”. Debe realizarse a partir de los 35 años y en los casos de mujeres con antecedentes familiares, se recomienda una revisión temprana y más rigurosa.

Papanicolau (PAP)

Se realiza para localizar de manera temprana anormalidades en el cuello del útero que podrían ser cancerosas. “En condiciones normales, las mujeres con vida sexual activa y mayores de 20 años se lo deben realizar cada tres años, pero en el caso de quienes presentan factores de riesgo asociados, se aconseja un control anual.

Densitometría ósea

Aplicado para evaluar el estado de los huesos durante la menopausia. Permite la detección a tiempo de la osteoporosis. “Se recomienda repetir cada dos o tres años para observar si existen cambios significativos en la densidad de los huesos”.

Controles de embarazo

Buscan que el embarazo continúe su curso con normalidad. “Así se evitan complicaciones como el síndrome hipertensivo del embarazo, parto prematuro y las infecciones que puedan presentarse.

Es muy importante que considere estos controles como una rutina dentro de su vida y consulte a un especialista en caso de presentar alguna anomalía.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.