*


Cirugía-estética

El “boom” de las cirugías estéticas en primavera

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Conoce los procedimientos quirúrgicos que las chilenas prefieren realizarse durante esta época del año y las recomendaciones que la doctora María Teresa Pesqueira, jefa de cirugía plástica de la Clínica Santa María entrega para que la visita al “pabellón” sea satisfactoria y no para el olvido.

El verano y el calor cada día están más cerca. Esto puede ser maravilloso para algunas, pero para otras puede transformarse en una completa pesadilla, por el sólo hecho de pensar en que hay que empezar a mostrar más piel.

Con el tiempo, la época estival, más que un relajo, se ha convertido en un periodo en el que las personas -y sobre todo las mujeres- deben ser bellas y esbeltas. Por eso en primavera muchas valientes optan por medidas más radicales para conseguir el cuerpo soñado -que la misma sociedad nos ha impuesto- y por eso deciden recurrir al bisturí.

En nuestro país esta tendencia va en aumento: Las cirugías estéticas que se realizan en las clínicas se duplican en esta época del año y “las más comunes a las que se someten las chilenas son el contorno corporal y los aumentos mamarios“, cuenta María Teresa Pesqueira, jefa de cirugía plástica de la Clínica Santa María.

El primer procedimiento se puede contratar en el mercado por un monto que va entre los 4 y 6 millones de pesos, aproximadamente, mientras que el de busto cuesta cerca de 3 millones de pesos, dependiendo del tipo y calidad de prótesis que se utilice, y el recinto médico en el que se realice la intervención.

“Ahora se habla de contorno corporal. Esto implica hacer más de una cirugía a la vez, como reducción de grasa en algunas zonas con liposucción y aumentar en otras zonas para mejorar la forma, con folipo ingerto graso. Con este procedimiento se saca grasa de un lado y se pone en otro. Todo esto ha ido evolucionando en nombres, pero se traduce en que se asocian técnicas. Ya no se hacen abdominoplastías, ni se hacen sólo liposucciones, sino que se hace una combinación de estas tres: Por un lado se saca grasa de algunas partes para aumentar otras y además se saca piel, que es la abdominpolastía”, explica la especialista.

Las cirugías de mamas también son el boom en esta época: Por un lado están quienes quieren más volumen, y por otro las mujeres que quieren quitarse “pechugas”.

“La cirugía mas común y mas predecible es el aumento mamario con implantes, sin embargo hay una línea de desarrollo nuevo, que en algunos casos se puede hacer con la propia grasa, pero esto todavía es bastante reciente y se necesita más de una sesión y además es para casos muy estudiados”, señala la doctora Pesqueira.


Jóvenes y maduritas se entregan a estas técnicas

El perfil de las mujeres que optan por “ingresar al pabellón” es variado. Desde jóvenes, hasta cuarentonas se atreven a cambiar lo que no les gusta de su cuerpo. Pero por lo general quienes ya han tenido hijos optan por el contorno corporal, mientras que las más jóvenes eligen el aumento de busto.

Junto a estas técnicas hay algunas más nuevas que poco a poco han empezado a ser requeridas por las pacientes chilenas: Se trata de las cirugías no tan invasivas.

Hay una muy novedosa que se ha hecho muy popular en el último tiempo. Esta técnica tiene que ver con el rejuvenecimiento de ciertas partes del cuerpo, pero aplicando volumen.

“Se agrega grasa o ácido hialurónico a las zonas que lo han perdido con el paso del tiempo. La forma más simple de hacerlo es con ácido hialurónico, pero la más permanente y más ventajosa en términos de resultados es hacerlo con la grasa de uno mismo. Esta forma es más beneficiosa porque aporta también otros factores, además de entregar mayor nutrición porque lleva células madres”, cuenta la especialista.


¿En qué época es mejor hacerse este tipo de cirugías?

Respecto de la temporada del año más recomendable para someterse a este tipo de intervenciones, la jefa de cirugía plástica de la Clínica Santa María señala que “siempre lo mas lógico es hacérselas en invierno, donde el post operatorio es más fácil porque se pasa menos calor y se expone menos el cuerpo”.

Sin embargo, el trabajo y las responsabilidades cotidianas hacen que las personas prefieran operarse en verano, por un asunto de disponibilidad de tiempo o porque tienen vacaciones. Pese a ello, si la persona tiene las precauciones debidas, ninguna época del año está contraindicada.


Importantísimo: Tiempo para recuperarse, especialistas certificados y cuidado con el sol

Operarse a fin de año para quedar perfecta para el verano puede ser un arma de doble filo si no se toman las precauciones adecuadas. Muchas veces la impaciencia y la impulsividad nos pueden llevar a no seguir los pasos adecuados en un proceso de selección de especialistas, clínica y periodo de reposo post operatorio.

“No hay que operarse apurada, hay que tener la predisposición física y psicológica de recuperarse y eso es algo muy importante  porque muchas veces las complicaciones son mas bien inherentes a los pocos cuidados que tienen las pacientes y no necesariamente a que sus médicos no hayan hecho bien el trabajo. Hay que regalarse el tiempo post operatorio”, enfatiza Pesqueira.

Asimismo, dentro de los cuidados que hay que tener después de una cirugía se encuentran asistir a los controles con el equipo médico y luego a los chequeos de vendajes y fajas, además de las citas para el drenaje linfático.

Luego de esto, la vida normal de la paciente podría empezar 15 días después del procedimiento. Sin embargo, no hay que ser “atolondrada” y escapar al tiro a la playa a mostrar “los resultados”, pues hay que esperar a que no queden hematomas en el cuerpo, ya que se pueden pigmentar con la exposición al sol.

Sin embargo, lo más importante de este proceso -y que debe hacerse desde un principio- es que la paciente debe “elegir un cirujano acreditado y eso se puede hacer en la página de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica o en la página de la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas, ahí uno puede ver si realmente su cirujano es un especialista en esta materia”, recomienda la doctora Pesqueira.

Otro punto relevante al momento de elegir una clínica para someterse a una cirugía estética es que la persona verifique que tenga todos los medios de auxilio necesarios, en el caso de que la paciente sufra alguna complicación. Esto incluye laboratorio, rayos, unidad de cuidados intensivos y un buen staff de anestesistas.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.