*


Mujer deprimida

La depresión podría ser una “crisis mundial”

Por Biut y Agencias

Así lo señala el presidente de la Sociedad Chilena de Salud Mental, el doctor Raúl Riquelme quien ahondó en el tema, debido a que hoy se celebra el Día Mundial de esta rama. Se estima que durante su vida, cerca de 1 millón 600 mil chilenos sufrirán depresión, mientras que 838 mil podrían consultar dentro de los próximos seis meses por este trastorno.


Una estrategia global de país para mejorar la salud mental, basada fundamentalmente en aspectos como una mayor cobertura en la atención primaria, asegurar la disponibilidad de medicamentos bioequivalentes adecuados para los pacientes, establecer mecanismos de detección precoz y, sobre todo, educar sobre el tema a la población, propuso hoy el presidente de la Sociedad Chilena de Salud Mental, doctor Raúl Riquelme.

Al celebrarse el Día Mundial de la Salud Mental, el especialista explicó que las enfermedades psiquiátricas, que señalan a Chile como uno de los países con mayor morbilidad en tal sentido (52% de las consultas en atención primaria), afectan a todos los segmentos de nuestra sociedad, “por lo que revertir esta situación es urgente y una tarea de todos”, subrayó.

Según los últimos estudios que se han realizado sobre la materia, alrededor de un 36% de los chilenos sufre o ha sufrido al menos de un trastorno de este orden, siendo las patologías más presentes en la población las de tipo ansioso (16,2%), afectivas (15%), adictivas (14,4%) y otras (3,5%).

DEPRESION, UNA ENFERMEDAD EN AUMENTO

El doctor Riquelme ahondó específicamente en la depresión, que según la Federación Mundial de la especialidad, se ha convertido en una crisis global, ya que se trata de la enfermedad de mayor incidencia y progreso, al punto de estimarse que -a partir de los datos de población actual- van a sufrirla durante su vida alrededor de 1 millón 600 mil chilenos, mientras que 838 mil podrían consultar dentro de los próximos seis meses por este trastorno.

De acuerdo a la OMS, los trastornos depresivos unipolares hoy afectan a 350 millones de personas en el mundo. Una de cada diez personas presenta depresión mayor y casi una de cada cinco ha tenido el trastorno durante su vida.

Se estima que para el 2020 la depresión será la segunda causa de incapacidad a nivel mundial, mientras que para el 2030 será la mayor responsable de carga de enfermedad. Las  alarmantes cifras son un llamado de atención a esta enfermedad global no transmisible.

“En los países desarrollados, la actual crisis económica ha llevado a un aumento del desempleo, las deudas y la inseguridad, lo que deriva también en un incremento de la depresión en la población. Para el resto de los países, la educación del público acerca de la salud mental es muchas veces inadecuada por la falta de recursos, lo que también contribuye a la enfermedad”, explicó Riquelme.

La depresión es una forma de reacción humana a la que se exponen todas las personas que sufren pérdidas, estrés o situaciones complejas de vida, explicó el psiquiatra, indicando que el aumento progresivo de este fenómeno estaría relacionado con que estamos “pagando” el costo de un desarrollo carente de infraestructura social, traducido en altísimos niveles de exigencia.

Los trastornos depresivos comienzan a menudo a temprana edad y se encuentran cerca de los primeros lugares de la lista de enfermedades incapacitantes en los estudios de carga global, razón por la que la necesidad de contenerla  va en aumento en el mundo.

URGENTE: DETECCION PRECOZ Y EDUCACION SOBRE EL TEMA

Riquelme subrayó que el panorama es grave para el país, ya que quienes  padecen esta enfermedad tienen un menor rendimiento laboral o educacional, y si se trata de mujeres (en quienes es más frecuente) se corre el peligro de que la enfermedad se traspase a los hijos. También los enfermos sin tratamiento se arriesgan al suicidio.

Aunque tiene cobertura GES (Garantía de acceso, calidad, oportunidad y protección financiera de 69 Problemas de Salud), son pocos los afectados que consultan. La mayoría de las veces por razones económicas y por la falta de una educación sobre el tema: “Esto es muy serio si además se considera que hoy existe una nueva generación de medicamentos y una psicoterapia adecuada que logran una recuperación más rápida y de mayor calidad  para los pacientes, como también el hecho de la bioequivalencia que permite acceso a estos fármacos de mayor parte de la población y en forma segura”, informó el especialista.

Junto a esto, Riquelme aseguró que la mejor opción de tratamiento consiste en apoyo psicosocial básico combinado con medicación antidepresiva y psicoterapia, destacando la terapia cognitivo comportamental y la psicoterapia interpersonal o tratamiento enfocado en la resolución de problemas.

El presidente da la Sociedad Chilena de Salud Mental puso especial énfasis en la importancia de la detección precoz de las enfermedades de este ámbito, indicando que cuando tales trastornos se pesquisan y tratan en su etapa temprana, tienen habitualmente un buen pronóstico.

Con este objetivo dio a conocer un test autoaplicado que sirve para detectar una posible depresión. La Sociedad Chilena de Salud Mental  la pondrá  a disposición de los servicios de salud con el fin de que el máximo de personas mayores de 15 años puedan responderlo.

“Este instrumento, tipo cuestionario, es sencillo de contestar y puede medir fácilmente si un sujeto está sufriendo la enfermedad, a fin de que tome conciencia y busque el tratamiento respectivo”, afirmó.

Finalmente, el especialista dijo que otra de las grandes barreras que hay que vencer hoy en Chile para revertir las alarmantes cifras de morbilidad mental es la educacional. “Existe un gran desconocimiento de los trastornos mentales y generalmente se asocian a ellos sólo las patologías graves con conceptos fatalistas y de mal pronóstico en su evolución. Por ello urge una política comunicacional que abarque medios de comunicación y los planes de educación básica, media y universitaria sobre temas de salud mental y sus tratamientos”, indicó..

Para finalizar, el doctor agregó que  “pensar que ir al psiquiatra o al psicólogo es cosa de locos  se torna en uno de los principales errores necesarios de erradicar para salvaguardar la salud mental en el país”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.