*


sancks

Snacks saludables: Aprende a reconocerlos

Por Javiera Arrate /@javiarrate

Las colaciones son parte fundamental de una dieta saludable, pues los expertos recomiendan no pasar más de cuatro horas en ayuno. Te contamos qué es lo que deberías prorizar en estas pausas alimenticias y cómo saber que estás eligiendo bien.

Los snacks o colaciones cumplen la función de entregarnos energía, nutrientes y saciedad en los horarios entre las comidas principales, con el objetivo de alimentarnos.  Muchas veces cometemos errores a la hora de elegirlos porque creemos que son saludables, pero la verdad es que su contenido en azúcar es alto. Para resolver todas las dudas conversamos con Daniela Ghiardo, nutricionista de Clínica Las Condes.

Cómo consumir los snacks

“Se debe consumir al menos un snack a media mañana si la jornada comienza temprano, la idea es no dejar mas de cuatro horas de ayuno entre cada comida, así llegaremos a la siguiente comida con menos hambre “, cuenta Daniela Ghiardo. Además comenta que son muy positivos para las personas con diabetes, ya que “ayudan a mantener el nivel de glucosa estable en la sangre y a controlar mejor la enfermedad”.

Sabemos que con el ritmo acelerado de vida que muchos llevamos es difícil estar pendientes de que nuestra alimentación sea correcta y para estas personas la nutricionista recomienda “no dejar de pasar muchas horas de ayuno y los que llegan tarde a su casa no deben olvidar la once. Lo ideal es siempre consumir un alimento con aporte de proteico como el yoghurt, quesillo o caja de leche descremada, más algo de carbohidratos como lo son las frutas o barras integrales”.

 

Las verdaderas colaciones saludables

“Lácteos descremados, frutas, frutos secos, semillas en moderada cantidad, pan integral (1/2 sándwich) con jamón de pavo o quesillo, barras de cereales, galletones integrales bajos en azúcar y huevo”, son la lista de colaciones que según la experta deberíamos incluir en nuestra dieta.

A pesar de esta gran lista, siempre es recomendable optar por alimentos no elaborados como las frutas. También debemos fijarnos que no tengan aportes de energía muy altos, por ejemplo que las barras de cereal no tengan más 100 calorías e idealmente que no contengan azúcar, la que también puede venir etiquetada como jarabe de glucosa o sacarosa.

 

El rotulado, una ayuda clave

“El rotulado es una excelente herramienta que tenemos a nuestra disposición, muchas veces en mi consulta me doy cuenta que la gente se fija sólo en ver las calorías. En una etiqueta además hay información sobre la cantidad de grasa por cada alimento que idealmente debe ser no más de 3 gramos. Además el rotulado informa  la fibra que tiene cada alimento y la presencia o no de azúcares agregadas”, cuenta la nutricionista, agregando que es indispensable fijarse también en esa información.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.