*


mujer

Descubre por qué las mujeres manejan mejor el estrés que los hombres

Un estudio reveló que la razón por la que las chicas actúan mejor en momentos de presión tiene que ver con los componentes hormonales que priman en el cuerpo femenino.

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Si un niño se pega en la cabeza, una mujer siempre actuará de forma mecánica y enseguida le pondrá agua fría o hielo en la frente, o por ejemplo si una chica llega a su casa luego de un intenso día de trabajo y sus hijos le comienzan a hacer preguntas, como ¿dónde está mi juguete, ¿a qué hora tengo doctor?, la madre podrá responder de forma organizada, pues sabe separar los asuntos del hogar y los de la oficina. Estas situaciones tan cotidianas dan cuenta de que las mujeres saben reaccionar mejor que los hombres ante momentos de estrés, pero, ¿a qué se debe esto?

estrésUn estudio de la Universidad de Buffalo (EEUU) publicado en la revista Molecular Psychiatry revela que las hembras son más resistentes al estrés crónico, y esto ocurre gracias a que los estrógenos -las hormonas femeninas por excelencia-, de cierta forma, las protegen en este tipo de situaciones.

Para llegar a esa conclusión, los científicos usaron ratas, que fueron expuestas a episodios periódicos de estrés durante una semana. Luego del experimento comprobaron que, mientras los machos veían disminuida su memoria a corto plazo, ante los mismos niveles de estrés, las hembras no mostraban ninguna alteración en su habilidad para recordar.

Según los autores del estudio, si una persona tiene trastornos en la memoria a corto plazo (lapsus o vacíos mentales breves) es porque tiene una alteración en la actividad del receptor del glutamato en la corteza prefrontal, que es la región cerebral que controla la memoria de trabajo, la atención, la toma de decisiones, las emociones y otros procesos cognitivos “superiores”.

Tomando en cuenta esto, los experimentos revelaron que en las hembras, el receptor del glutamato permanecía intacto pese a que ellas fueron sometidas a situaciones de estrés, en cambio, cuando los científicos manipulaban el estrógeno de su cerebro, ellas empezaban a responder como los machos y sufrían los mismos efectos dañinos del estrés sobre su memoria. En tanto, cuando los investigadores introducían estrógeno en el cerebro de los machos estresados, estos conservaban la memoria intacta.

Al fin la ciencia nos da un punto a favor y confirma que, aunque somos sensibles, sí podemos actuar a sangre fría.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.