*


naomy

Pérdida de cabello: un problema que preocupa a las mujeres

Pareciera que perder pelo es pan de cada día, pero hay algunos casos que son extremos y que debemos atender con más precaución. Esto, porque la pérdida de cabello no solo puede llevarnos a la calvicie, sino que además puede ser un síntoma de otras enfermedades.

Por Javiera Arrate /@javiarrate

Por lo general cuando nos lavamos el cabello perdemos mucho pelo y, de cierta forma, se trata de un proceso natural, pues las mujeres pierden entre 50 y 100 pelos diariamente, parámetro que aún se considera normal. Sin embargo hay casos en que esa cantidad se sobrepasa y hay que tomar ciertas medidas pues nadie quiere quedar calva. Además de lo físico la calvicie puede ser un síntoma de otras enfermedades.

Hablamos con la Dra. Perla Calderón, dermatóloga de la Clínica Santa María quien dice que: “Cuando la persona nota que el pelo está más fino y con poco brillo son causas de que puede haber un problema. Lo ideal es que se fijen en la cantidad de pelo que queda en el cepillo, la almohada y la ducha”. Además comenta que la alopecia es algo común en las mujeres, pues un 20% de las mujeres mayores de 20 años tienen esto problema, cifra que aumenta a un 50% en las mujeres post menopáusicas.

Respecto a quienes deberían tener principal atención con la caída del cabello son los pacientes que tienen problemas a la tiroides, problemas hormonales y resistencia a la insulina.

Diagnóstico y tratamiento

A algunas personas se les cae el cabello por situaciones puntuales que provocan estrés, incluso hay épocas del año como el invierno en donde también se cae más el pelo. Hay que preocuparse cuando la pérdida excesiva se mantiene en el tiempo. “Hay una lista larga de posibilidades que provoquen la pérdida de cabello, estas van desde trastornos psicológicos hasta trastornos nutricionales, hormonales e incluso hay medicamentos que pueden producir esto. Hay enfermedades en donde existe un problema a la piel, generalmente es una inflamación crónica del folículo piloso, que hace que éste sea destruido por células inflamatorias del cuerpo, en estos casos no existe un tratamiento tan bueno como en las otras causas”, explica la doctora.

“Para diagnosticar el problema hay que realizar un chequeo hormonal, carencial y de enfermedades reumatológicas, que son causas que tienen tratamiento y solución. También existe un examen para saber cómo está la calidad del pelo, se llama tricograma, consiste en extraer 50 pelos y se puede ver el estado de las raíces y su evolución de crecimiento. Es importante tener en cuenta que existe un alto índice de posibilidades genéticas, pues en nuestro país el 85% de los casos de alopecia están vinculados con la genética y la herencia de cada persona”, comenta la dermatóloga.

En el tratamiento los shampoos y las cremas son un apoyo secundario, los tratamientos dependen de la causa, pues en algunos casos se utilizan hormonas. Por lo general se usan productos tópicos sobre el cuero cabelludo, los que actúan sobre su fase de crecimiento y que pueden ser de gran utilidad, también se recetan algunos polivitamínicos.

Sugerencias

El principal consejo de la Dra. Perla Calderón es “no angustiarse, está demostrado que mientras más uno se angustie o más pendiente este uno del problema, más se cae el pelo. Si el asunto se mantiene en el tiempo y no es una cosa transitoria es mejor consultar con un especialista”.

Es importante también tener cuidado con el trato que le damos a nuestro pelo, pues si el alisado es frecuente puede llegar a destruir el folículo piloso.

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.