*


deporte-adn

Mejora tu ADN haciendo ejercicio durante algunos minutos al día

Ya no hay que culpar a la genética de nuestros males, porque la solución está en nosotros y en la disposición que tenemos para hacer actividad física.

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Dicen que hay personas que tienen mejor genética que otras, a la hora de hablar del estado físico, de su aspecto, o de sus aptitudes para los deportes, y puede ser, sin embargo no hay que desesperarse porque con un poco de esfuerzo todo se puede cambiar. Porque, si bien el código genético de una persona permanece inalterable desde que nace, las moléculas de ADN que lo forman si pueden experimentar cambios químicos a lo largo de la vida. Pero, ¿cómo pasa esto? La respuesta está en el ejercicio.

Según cuenta el sitio web de Muy Interesante, un estudio desarrollado por Juleen Zierath, del Instituto Karolinska (Suecia), detectó que uno de los principales impulsores de estos cambios -denominados cambios epigenéticos- es la práctica constante actividad física. De hecho, estas modificaciones del ADN podrían explicar por qué hacer deporte es tan beneficioso para el organismo. “Nuestros músculos son realmente plásticos”, explica Zierath, experta en Medicina Molecular.

ADN

Los experimentos realizados por la científica, demuestran que el ADN del músculo esquelético tomado de una persona tras hacer ejercicio intenso contiene menos grupos metilo adheridos a sus moléculas, que antes de realizar la actividad. En definitiva, los cambios ocurren en tramos de ADN en los que normalmente actúan unas enzimas llamadas factores de trascripción, que Ziertah compara con “llaves” que “desbloquean los genes de los músculos”. La explicación está en que esas “llaves” funcionan mejor cuando no hay grupos metilo en el medio y que “impidan el paso”. Por lo tanto, los cambios del ADN causados por el ejercicio aumentan la capacidad del músculo para trabajar, de esta forma, mejorando su funcionamiento.

Otros beneficios del ejercicio

Junto con ser un factor para mejorar nuestro ADN, el ejercicio también tiene otras propiedades relacionadas con el procesamiento más rápido de sustancias, específicamente de los azúcares y de las grasas. “El ejercicio es medicina, y altera nuestro epigenoma, mejorando la salud, a partir de una breve carrera”, sentencia la investigadora.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.