*


hiperhidrosis

Hiperhidrosis: Cómo hacer que la transpiración deje de ser tu peor enemigo

Cerca del 3% de la población mundial padece este trastorno que se caracteriza por un exceso de humedad en algunas zonas del cuerpo y, aunque es un mal físico, la mayoría de las veces termina afectando el aspecto psicológico y social de quien lo tiene.

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Es normal que transpiremos cuando realizamos actividad física o cuando estamos en lugares donde hace mucho calor, sin embargo hay personas que, aunque estén en lugares abiertos y con mucha ventilación, sufren de sudoración excesiva o hiperhidrosis, debido a condiciones naturales o por el estrés que pueden llegar a sentir ante ciertas situaciones. Este mal, que afecta a cerca del 3% de la población mundial, puede hacer que alguien elimine hasta cinco litros de transpiración al día, siendo que el promedio normal es de 500 cc.

Más allá de ser un problema de salud, la hiperhidrosis puede causar un gran impacto en la calidad de vida de una persona, tanto en su desempeño laboral, como en su desarrollo social y en su relación con el resto de la gente.

¿En qué consiste la hiperhidrosis?

Este trastorno, que se caracteriza por hacer que la transpiración sea excesiva, se debe a que el sistema nervioso autónomo (simpático) del afectado tiene una falla, que le dice a su organismo que genere más sudor del normal, sin importar las condiciones de temperatura en las que se encuentre o del estado emocional que tenga.

Esta alteración suele iniciarse en la pubertad o en la adolescencia, pero normalmente se extiende por toda la vida y también responde a patrones hereditarios e incluso a la reacción que el cuerpo pueda tener con la recepción de ciertos alimentos. Sin embargo, también puede aparecer de forma estacional, por ejemplo en los periodos de embarazo, de menopausia o de enfermedades infecciosas.

Zonas que develan este problema

Tener mucho sudor en las palmas de las manos, en las axilas, en los pies o en el rostro, de forma recurrente puede ser una señal de que una persona tiene hiperhidrosis, sin embargo, ante esto, lo mejor es recurrir a un dermatólogo que pueda hacer un diagnóstico para descartar problemas hormonales o de otro tipo.

hiperhidrosis

Tratamientos para el exceso de transpiración

Antitranspirantes: la sudoración excesiva se puede controlar con antitranspirantes fuertes, que “taponen” los conductos sudoríparos. Los productos que contienen del 10 al 15% de hexahidrato de cloruro de aluminio son la primera línea de tratamiento para la sudoración en las axilas.

Medicamentos: los medicamentos anticolinérgicos, como el glucopirrolato, ayudan a prevenir la estimulación de las glándulas sudoríparas, pero, aunque son efectivos con algunos pacientes, no han sido estudiados tan bien como otros tratamientos.

Láser diodo 1470: es un sistema de alta tecnología que destruye parcialmente las glándulas que provocan el sudor. El tratamiento consiste en la inserción de una pequeña cánula bajo la piel, con una fibra óptica que emite luz infrarroja. Este procedimiento tiene un alto nivel de efectividad que perdura por años, se realiza con anestesia local, es ambulatorio y en nuestro país lo realiza Vitaclinic.

Toxina botulínica: es un procedimiento no quirúrgico que inhibe las contracciones musculares, incluyendo las áreas encargadas de estimular las glándulas sudoríparas que provocan la transpiración. El proceso se realiza con pequeñas inyecciones localizadas de toxina que no provocan dolor ni mayores molestias al paciente. El efecto de este procedimiento dura entre seis y 12 meses y también es realizado por Vitaclinic.

Trucos para camuflar el sudor

Si bien, los tratamientos médicos son la mejor opción para mitigar los efectos de este problema, también hay algunos trucos que te pueden ayudar a controlar la humedad:

A la hora de vestir prefiere prendas de colores oscuros, en las que no se vean las marcas que puede dejar la transpiración. Los mejores tonos son  el azul, el negro o el café oscuro.
Evita las blusas, camisas o chaquetas muy ajustadas en la parte de la axila.
-A la hora de hacer deporte no uses poleras de algodón. Una buena opción para disfrutar del ejercicio son las prendas hechas con tecnología Dry fit, que ayudan a aislar por más tiempo la transpiración de tu piel.
-En cuanto al calzado, si tu problema está en los pies, aprovecha esta estación para usar zapatos abiertos y complementa esto con un desodorante para esta zona. Si no puedes usar chalas, usa plantillas para absorber la transpiración o calcetines con materiales que eviten la humedad.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.