*


mamografia

Mamografías y cáncer de mamas: Todo lo que tienes que saber para prevenir

En el mes de concientización sobre la prevención del cáncer de mamas, te contamos todo sobre las mamografías, el principal examen para detectar esta enfermedad.

Por Andrea Hartung / @jartung

Esta semana comenzó la campaña de concientización del cáncer de mamas, y en el marco de esta iniciativa internacional estaremos prestando una serie de datos e información, para que aprendas a prevenir y a detectar el cáncer a tiempo.

Al respecto, conversamos con el doctor Simón Bühler, del entro de la mama de Clínica Alemana, quien nos entregó valiosa información sobre la prevención y detección del cáncer de mamas.

mamografías¿Desde cuando hay que realizarse mamografías?

La evidencia al respecto indica que la edad de inicio de la mamografías seriadas son los 40 años. En alguno países se recomienda una mamografía de base entre los 35 y 40 años, que no busca patología, sino que sirve para poder comparar las futuras mamografías y poder determinar, si una lesión fue preexistente o no.

Excepción a la regla son las mujeres, que tienen un familiar de primer grado que hizo un cáncer de mama antes de los 50 años. En estas pacientes la edad del inicio de las mamografías debe ser: edad del familiar con cáncer menos 10. Vale decir, si la madre de una mujer tuvo un cáncer de mama a los 45 años, el inicio de las mamografías seriadas en su hija debería ser los 35 años.

¿Cada cuánto tiempo debemos realizarlas?

La frecuencia de las mamografías es un tema controversial. La evidencia actual está basada en estudios, en los cuales si hizo la mamografía cada 2 o cada 3 años. Sin embargo, la biología frecuentemente más agresiva de los cánceres en mujeres mas jóvenes justifican este examen en forma anual. No hay que temer efectos colaterales debido a una irradiación excesiva de la mama en estas pacientes.

Cabe destacar la utilidad de complementar la mamografía con una ecotomografía mamaria, especialmente en pacientes pre-menopáusicas, en las cuales uno de cada 12 canceres es descubierto solo por ecografía, y no es visible en mamografía.

¿Sólo las personas con parientes con cáncer de mamas deberían realizar el examen?

La mamografía regular debe efectuarse en todas las mujeres y no solo en mujeres con historia familiar. La situación actual demuestra, que solo 5 – 8 % de las pacientes que tienen cáncer de mama, han tenido un familiar con la misma enfermedad. Significa, que la gran mayoría de las mujeres NO tienen ningún factor de riesgo especifico, lo que hace necesario realizar el screening (tamissage) a todas las mujeres.

¿Qué tan alta es la mortalidad entre las mujeres a las que se les diagnostica el cáncer de mamas?

La mortalidad de esta enfermedad depende fundamentalmente del estado en que se encuentra la enfermedad al momento del diagnóstico. Mujeres en una etapa precoz, tienen hasta el 90% de probabilidad de poder curarse en forma definitiva del cáncer, mientras en pacientes con ramificaciones (metástasis), la posibilidad de sanar es muy baja. Esto destaca aún más la necesidad de realizarse los exámenes de imágenes (mamografía y ecografía mamaria) en forma regular porque es la única manera de detectar las lesiones en etapas precoces.

mamografía¿Además del cáncer, qué otra cosa puede detectar una mamografía?

La mamografía detecta todo tipo de lesiones del tejido mamario. De hecho, la gran mayor parte de las lesiones descubiertas en mamografía son benignas, por ejemplos quistes o nódulos sólidos como fibroadenomas que son tumores totalmente benignos. Otro grupo son lesiones premalignas, vale decir lesiones, que si se tratan a tiempo, no se convierten el canceres.

¿Cuál es el principal error de las mujeres a la hora de enfrentarse a un cáncer de mamas?

El principal error es pensar, que el diagnostico de cáncer significa la muerte. Esto es un mito todavía bastante común con lo cual nos enfrentamos. Cuesta a veces convencer una mujer de iniciar un tratamiento, solo porque cree que se va a morir igual. La mejoría y el desarrollo constante de la medicina en esta área permitieron realizar cirugías cada vez menos mutilantes y discapacitantes, y tratamientos complementarios, como la quimioterapia por ejemplo, cada vez más eficaz. El cáncer de mama es un desafío que podemos, si no ganar, al menos mejorar significativamente, pero solo si logramos convencer a la mayor cantidad de mujeres posible, de realizarse en forma regular sus exámenes preventivos.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.