*


implante

Implante de grasa para aumentar el busto: Una opción peligrosa

Muchas mujeres optan por aumentar su busto a través de implantes de silicona. Sin embargo, en Estados Unidos y Europa, la tendencia es otra. Entérate de qué se trata y cuáles son sus pro y contra.

Por Josefa Cajas/ @josefacajas

Los implantes de siliconahan pasado de moda para las mujeres estadounidenses, y muchas han optado por una lipoinyección de células madres con grasas. Esta fórmula es una alternativa para quienes desean aumentar sus bustos sin recurrir a una operación invasiva.

Este implante trata de una variación de la liposucción, donde se extrae la grasa zonas como los muslos o el abdomen, o ambos, y luego se somete a lavado y centrifugado. Por último, son inyectadas nuevamente en los bustos junto con las células madres.

El cirujano plástico de la Clínica Bicentenario, Francisco Parada, aclaró las dudas sobre esta tendencia.  Si bien existe un consenso en usarla como tratamiento complementario, el especialista señala que  “el aumento de mamas en base a infiltración de grasa lleva más de 30 años en uso, con resultados dispares y con complicaciones, y produce confusiones en el diagnóstico de cáncer mamario en la mamografía”.

El especialista afirma que al usar implantes de silicona de buena calidad y bien indicados se puede lograr un volumen y una proyección con buenos resultados. Conoce los mitos y las verdades de estos implantes.

Sin embargo, también puede ocurrir una infección y una contractura capsular, esto quiere decir que “es una complicación más tardía que debe ser vigilada y que con algunos protocolos de manejo por el especialista, puede ser detenido a tiempo en la mayoría de los casos”. Se aconseja cambiar los implantes cada 10 años. Revisa por qué. 

Por otro lado, el beneficio principal de implantes de grasa con células madres es que “usa tejido autólogo o de la misma paciente, evitando el implante, pero en general requiere más de un procedimiento, al menos tres, para lograr buenos resultados”.

Esta lipoinfiltración no está claramente recomendada en el mundo. Según el especialista el motivo se debe a que “se podría confundir con imágenes mamarias sospechosas en la mamografía, por los bajos volúmenes logrados, y la necesidad de procedimientos necesarios”.

Por último, el especialista aconseja que esta tendencia debe tener resultados más confiables para poder aplicarla en Chile. Además, es más caro por la necesidad de repetir varias veces el procedimiento para lograr un buen resultado.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.