*


dientes

10 consejos para lograr una dentadura radiante

¿Eres de esas personas que no van nunca al dentista? Pues, preocúpate de este mal hábito, ya que tu dentadura puede salir perjudicada.

Por Josefa Cajas/ @josefacajas

Para lograr una dentadura radiante, no basta con sólo cepillarse los dientes después de cada comida. Por ello, decidimos entregarte consejos para lograr una sonrisa perfecta y sana.

Conversamos con Marilyn Kaplan, cirujano dentista de Prosalud,  quien nos entregó tips de cómo lograr una dentadura radiante.

Tips para lograr una dentadura radiante

1. Cepilla los dientes luego de cada comida: Es fundamental lavarse los dientes cada vez que comemos, al menos tres veces al día. La especialista señala que “cada vez que comemos se generan condiciones que favorecen a las bacterias, y por ende, a la aparición de patologías como caries dentales y/o la inflamación de las encías”. Por lo tanto, se recomienda tener un set de higiene dental para llevar en la cartera o en la mochila y así poder higienizar nuestra boca en el trabajo, en la universidad o en el colegio.

2. Mantén una higiene cuidadosa: Muchos creen que lavándose varias veces los dientes no debiesen tener problemas. Y si bien, en parte, tienen razón, más que la frecuencia de cepillado lo que importa es la calidad de este. La experta asegura que “debemos tener una higiene cuidadosa, con una técnica adecuada que asegure la limpieza de todas las caras y superficies dentarias.

3. Usa seda dental: La seda dental es un elemento de higiene dental trascendental, ya que llega a superficies dentarias a las cuales el cepillo no llega. La cirujano dentista explica que “elimina la placa dental y el biofilm interdental, es decir, la que se acumula entre los dientes. La técnica de utilización es compleja  y con un uso incorrecto puede provocar daño en nuestra encía”. Por lo tanto,  si no sabe utilizarla es recomendable que consulte con su odontólogo.

4. Restringe el uso de enjuague bucal: El enjuague bucal no elimina la placa dental ni el biofilm. Estos solo pueden ser removidos mecánicamente, es decir, mediante cepillado, por lo que su uso no reemplaza el cepillado. La especialista indica que “si bien, la mayoría de los enjuagues disponibles en el mercado entregan una sensación de frescura a los usuarios, es recomendable que antes de usar cualquier colutorio o enjuague bucal consulte a su odontólogo, ya que algunos de ellos se utilizan solo en determinados casos y además, existen varios estudios que indican que los enjuagues bucales en base a alcohol aumentan el riesgo de cáncer oral“.

5. Cepíllate la lengua: No solo deben cepillarse sus dientes, sino que también mucosas y especialmente la lengua. La experta explica que “la mayoría de las veces la lengua es la responsable del mal aliento, ya que es capaz de albergar muchos microorganismos”.

6. Evita fumar: Fumar provoca manchas y tinciones oscuras en los dientes. Además, la experta señala que “este acto enmascara enfermedades como la inflamación gingival, ya que provoca una vasoconstricción local y no es normal que la encía sangre cuando nos cepillemos”.

7. Evita consumir café, té, vino y bebidas colorantes: El café, té, vino y bebidas con colorantes  pueden ocasionar manchas o tinciones en los dientes, alterando la coloración de estos. Por ende,  se recomienda restringir el consumo de estos líquidos.

8. Cambia el cepillo cada 3 meses: Según la cirujano dentista, existen  estudios que han demostrado que con el tiempo, los cepillos son menos efectivos para remover la placa bacteriana, y señala que ” los filamentos pierden la forma, la resistencia y por consiguiente su efectividad en la remoción de placa. Además, entre los filamentos se albergan gérmenes y bacterias, razón suficiente para cambiar el cepillo regularmente”.

9. Ten ojo cuando estás cerca de tu período menstrual: Con los cambios hormonales que ocurren en nuestro ciclo menstrual se favorecen las condiciones para que nuestra encía se inflame, por lo que es posible verla más hinchada y con mayor sangrado. La especialista agrega que “también esos días, muchas de nosotras estamos más desganadas por lo que descuidamos nuestra higiene bucal. Esta situación también se da durante el embarazo donde sufrimos más cambios hormonales”.

10. Visita regularmente a tu odontólogo: Lo ideal es visitar al odontólogo cada 6 meses. De esta forma podemos mantener nuestra boca sana y prevenir la aparición de patologías. Marilyn, señala que “es más barato realizar estas visitas de control y mantención, que pasar largos períodos sin visitar al odontólogo y luego encontrar una patología que esté en un estado más avanzado”. Por lo tanto,  es mucho más económico prevenir, realizarse una higiene profesional, aplicar sellantes, flúor y otras medidas preventivas, que restaurar un diente con una patología que no fue pesquisada a tiempo. Además, las visitas regulares nos permite el diagnóstico de cualquier patología y no cuando las posibilidades de tratamiento son más limitadas.

Ahora ya sabes, que una boca sana nos ayuda a mantenernos saludables.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.