*


tomates

La temperatura correcta: Aprende a almacenar los alimentos

Si bien, utilizamos el refrigerador para evitar que se descompongan ciertos alimentos, hay algunos que se deben conservar en temperatura ambiente. Por ello, toma nota a las siguientes recomendaciones.

Por Josefa Cajas/ @josefacajas

¿Eres de esas personas que deja todo en el refrigerador? ¿Olvidas dejar la leche refrigerada? Estas costumbres son bastante comunes entre las personas, pero pueden dañar los alimentos, provocando luego malestares estomacales o incluso consecuencias más graves.

Conversamos con Dominique Jury, nutricionista del centro CkinMed, quien nos ayudó a elaborar una lista con los alimentos que deben permanecer refrigerados y los que deben quedar almacenados a temperatura ambiente.

Alimentos refrigerados a 4°C

1. Leche:La nutricionista señala que “una vez abierta, la  leche debe ser refrigerada entre cinco a siete días debido a su alto contenido de agua, por su pH cercano a la neutralidad y por sus diversos nutrientes que hace que sea un excelente medio para el crecimiento de microorganismos”.

2. Pescado: El pescado es uno de los alimentos que menos dura refrigerado,  debido a que posee microorganismos y enzimas adaptadas a bajas temperaturas. Por ende, solo puede estar uno o dos días refrigerado antes de ser consumido.

3. Carne: Según la especialista, “la carne es un buen sustrato para el crecimiento de microorganismos, ya que posee una elevada actividad de agua y es rico en proteínas”. Se aconseja refrigerarla por un máximo de cinco días.

4. Platos preparados: Al dejar estos platos preparados a una temperatura templada, se produce una condición en la que los microorganismos se desarrollan y se multiplican de forma peligrosa con mayor facilidad. Por esto, debemos mantenerlos refrigerados.

5. Mantequilla: La nutricionista no recomienda consumir mantequilla después de 10 días a temperatura ambiente, ya que “las enzimas naturalmente presentes en la leche empiezan a digerir las grasas de la mantequilla, causando un sabor y aroma ácido”.

6. Mayonesa casera: Se aconseja evitar mantenerlas entre los 4°C y 65°C,  ya que hay un mayor riesgo de proliferación bacteriana.

Alimentos a temperatura ambiente

1. Pan: El pan se debe mantener a temperatura ambiente, ya que así se evita que  se seque y se ponga duro, pues de esta manera mantiene su humedad natural.

2. Miel: La nutricionista explica que “debido a su alto contenido de azúcar y baja humedad, mata todo tipo de bacteria a través de lisis osmótica, y  por esta razón, no es necesario refrigerarla”.

3. Papas: A bajas temperatura, el  almidón se transforma en azúcar afectando su sabor, textura y forma. Por lo tanto, se aconseja almacenarlas en temperatura ambiente.

4. Plátanos: La experta asegura que “si los plátanos se refrigeran, se acelera su maduración. Por ende, se pone negro en un corto periodo”.

5. Tomates:Según la nutricionista, “el almacenamiento a temperatura ambiente evita que se rompa sus membranas y modifique su sabor y textura”.

6. Cebollas: Las cebollas se deben dejar a temperatura ambiente, ya que el frío acelera la formación de hongos, el crecimiento de brotes y que se vuelva blanda.

La nutricionista aconseja respetar las fechas de vencimiento de la comida, ya que “los alimentos pueden contaminarse o deteriorarse y no ser seguros para su consumo”. Además, deben estar en el lugar y temperatura correcta de almacenamiento, ya que si ocurre lo contrario puede ser peligroso.

Consejos para un adecuado almacenamiento

1. Se deben rotar los productos de tal manera que aquellos más antiguos se utilicen primero

2. Jamás retire las etiquetas de los alimentos, si estas tienen que ser retiradas, rotule usted mismo.

3. Evita la contaminación cruzada, es decir, la transferencia de bacterias de un alimento a otro. Para esto, se deben tapar los alimentos, lo que disminuye la generación de bacterias.

4. Revisa de manera continua la temperatura de los equipos de refrigeración y congelación.

5. Bota los productos que han caducado.

6. Guarda aquellos alimentos almacenados a temperatura ambiente, en lugar fresco y sin humedad.

7. No vuelvas a congelar comida que ya descongelaste.

8. Mantén limpias y secas todas las áreas de almacenamiento.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa