*


fumar dest

Contaminación dentro del hogar: Qué puedes hacer para disminuirla

Te explicamos qué es la contaminación dentro del hogar y las enfermedades que se pueden producir por su culpa.

Por Josefa Cajas/ @josefacajas

La contaminación dentro del hogar se refiere a la introducción de sustancias que son nocivas para la salud de las personas. Esta situación se hace más crítica en invierno, ya que la mayoría de las actividades se hacen dentro de nuestras casas, como el hecho de fumar y utilizar estufas.

Conversamos con Soledad Montes, broncopulmonar infantil de la Clínica Bicentenario, quien nos explicó las fuentes de contaminación más comunes y nos entregó recomendaciones para evitar enfermedades.

Fuentes de contaminación

Las principales fuentes de contaminación son producto de varios factores, como lo es el tabaquismo. La broncopulmonar explica que “no sólo el humo del cigarrillo es perjudicial para nuestra salud, sino que también existen muchos componentes que quedan depositados en el pelo, piel y ropa que pueden generar irritación en las vías respiratorias”.

Además, la calefacción por combustión, como la parafina y la leña, pueden causar contaminación. La especialista añade que “las complicaciones respiratorias son las más frecuentes, pero puede que la intoxicación por monóxido se produzca por el uso de estufas a gas o braseros”.

La cocina también es considerada por la experta como una fuente de contaminación, ya que allí se pueden ocasionar complicaciones respiratorias. Además, la falta de ventilación, hacinamiento, condensación y la humedad pueden acrecentar aquello.

contaminación

 

¿Qué enfermedades se pueden producir?

1. Cuadros respiratorios bajos: Según la especialista “se pueden provocar cuadros respiratorios bajos, como una bronquitis en niños menores de dos años, adultos mayores o pacientes con patologías crónicas”.

2. Complicaciones de cuadros respiratorios: Estos contribuyen a la complicación de cuadros respiratorios altos y bajos por el compromiso de los mecanismos de defensas involucrados, favoreciendo la sobreinfección bacteriana.

3. Náuseas y cefalea: La experta explica que “la intoxicación de monóxido por estufas a gas en mal estado o braseros producen náuseas y cefalea en casos leves, pero también puede provocar incluso un estado en coma o la muerte”.

4. Quemaduras: Se pueden producir quemaduras por la exposición directa al fuego u objeto caliente, como las estufas.

Recomendaciones

Se recomienda no fumar dentro de casa y en ninguna circunstancia si viven con personas enfermas.

Además, la broncopulmonar aconseja “no usar estufa a leña, parafina ni braseros, y  realizar una mantención periódica de artefactos a gas”.

También, debemos ventilar a diario nuestros hogares, sobre todo si usamos permanentemente estufas de combustión interna, aunque en ningún caso las debemos dejar prendidas durante la noche.

Por último, la especialista agrega que “se debe evitar la humedad y limpiar los muebles con paño húmedo, para que así no se levante el polvo”.

Conoce los riesgos de los resfríos mal cuidados

 

 

 

 

 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.