*


meditacion

Técnicas de meditación que te ayudarán a bajar de peso

No solo las dietas y las eternas horas en el gimnasio te ayudarán a mantener un peso saludable. Cerrar los ojos y respirar también es una opción, si no quieres sudar de más.

Por Andrea Hartung / @jartung

yoga, meditación, peso

¿Qué nos responderías si te dijéramos que con solo cerrar los ojos y respirar puedes bajar de peso? ¿Si te reveláramos que no tienes que comer lechuga y pasar horas en las máquinas del gimnasio para llegar a un peso saludable?

La meditación dirigida nos puede ayudar a combatir el insomnio y reducir el estrés, pero también a controlar nuestro apetito, en especial cuando nos sentimos insaciables.

El sitio web Byrdie entrevistó a Suze Yalof de Unplug Meditation, quien les contó que “80% de los aumentos de peso se deben al estrés o al no estar en el presente”. Esto último es, precisamente, a lo que apunta la meditación.

“Tendemos a comer sin pensarlo”, agrega Suze, “y la meditación te ayuda a evitar esas situaciones”.

¿Cómo implementar la meditación en la comida?

La clave es comer con conciencia. Aquí te dejamos algunas claves que te podrán ayudar a conseguirlo.

1. Antes de comer, toma un segundo para mirar a tu plato, luego a tu comida, y piensa de dónde vino y cómo fue que llegó a tu mesa.

2. Toma el tenedor y recoge algo de comida, para luego ponerlo frente a tu cara antes de comerlo. Sentirás que la saliva comienza a acumularse y te sentirás más consciente sobre lo que comerás.

3. Cuando estés consciente de lo que estás por consumir, come un poco y concéntrate en tu lengua y en cómo ésta actúa mientras comes.

4. Traga tu comida, deja a un lado el tenedor y respira profundo. Con estos cuatro pasos estarás comiendo con conciencia, en forma meditativa, y concentrado en lo que estás consumiendo.

¿Cómo tolerar las ganas de comer algo que no deberíamos comer?

La meditación también nos ayuda a tolerar el dolor, a visualizarlo y dejarlo ir.

Por esto, si estás tratando de bajar de peso y te enfrentas a tu tentación favorita, por ejemplo, una barra de chocolate, sigue los siguientes pasos:

1. Mira la barra de chocolate

2. Reconócela como una tentación, como algo que te gustaría comer pero que sería un obstáculo para tus metas.

3. Visualízalo como un deseo y déjalo ir, lejos de ti.

Si estás atravesando un día lleno de ansiedades, y sientes que en cualquier minuto empezarás a comer sin pensarlo, entonces practica la respiración meditativa, inspirando en cuatro tiempos, manteniendo en cuatro tiempos y exhalando en cuatro tiempos.

Básicos para aprender a meditar

Esta semana conversamos con Patricio Lagos, instructor de yoga y director del blog de tendencias Ansia.cl, quien nos entregó algunas recomendaciones para aprender a meditar y para usar la meditación como control de la ansiedad y el apetito.

Biut: ¿Qué se necesita para meditar? ¿Cualquier persona puede hacerlo?

PL: Lo único que necesitas es la intención de querer hacerlo, darte el tiempo y espacio para ello. No es una carrera ni una competencia, tiene que hacerse de buena gana, relajarse y disfrutar.

Sí, cualquier persona puede hacerlo. Y si te cuesta estar rato sentada en el suelo, no te preocupes, lo puedes hacer sentada en una silla. Lo principal es estar cómoda y relajada. Y aunque puedes meditar acostada, recuerda que la idea no es dormir, sino estar presente y atenta.

Biut: Según tu experiencia ¿cuáles son los beneficios de la meditación y cómo ésta podría ayudar a mantener un peso adecuado y evitar comer de más?

PL: La meditación es una práctica que te ayuda a ganar destreza para guiar el flujo de tus pensamientos. Aprendes a soltar, aprendes a focalizar. Si hablamos de cuidar el peso y evitar comer de más, el estado de relajación que produce la meditación bajará tu nivel de ansiedad que conlleva malos hábitos alimenticios. Después de la meditación, la mente queda en un estado de mayor claridad, estado desde donde somos guiados hacia conductas que naturalmente son beneficiosas para nuestro cuerpo; pues cuando la mente es acallada, la voz sabia del cuerpo se hace escuchar.

Biut: Si estamos intentando comer sano y nos enfrentamos a un chocolate u otra tentación ¿cómo podría la meditación ayudarnos a mantenernos en línea?

Básicamente cuando la meditación se hace una práctica constante, esa claridad que obtienes también se asienta en tus decisiones, en tus hábitos de pensamiento y conducta. No hagas del chocolate u otra tentación tu enemigo. Tienes que hacer las paces con cómo son las cosas, pues cuando dejar de luchar es más fácil moverte a la dirección hacia donde quieres ir. Ten paciencia contigo misma, estás donde se supone tienes que estar. Y lo estás haciendo muy bien.

¡Inténtalo y verás cómo la meditación te ayudará a controlar tu peso!

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa