*


ajo-destacada-OK

Las sorprendentes bondades del ajo

Parte de sus cualidades tienen que ver con la reducción de los niveles de colesterol, riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer. BBC investigó más y hace una completa descripción de sus ventajas nutricionales.

Por Patricia Morales / @PatitaM

A lo largo de los siglos, el ajo ha sido una especia culinaria muy apreciada. Es de la familia de las liliáceas, como el puerro y el cebollín, todos con un fuerte aroma y sabor.

Pero además de la cocina, esta planta tiene usos que van más allá. De hecho a lo largo de la historia se le ha considerado un remedio confiable para epidemias como cólera y tuberculosis. Como cura para la infección, se ha usado contra virus, bacterias y hongos.

Se le llamó “la penicilina rusa”, para denotar su propiedades antibacteriales y en la Primera Guerra Mundial fue usado como antiséptico para limpiar y curar, y para tratar la diarrea causada por las malas condiciones sanitarias en las trincheras.

Algunas molestias, como las verrugas o las picadas de insectos, pueden responder bien al aceite de ajo o a la aplicación de un diente de ajo crudo machacado.

BBC investigó más sobre esta planta y nos entrega una completa descripción de los beneficios que tiene para la salud.

Ventajas nutricionales

– Es una excelente fuente de vitamina B6 (piridoxina)
– También una buena fuente de manganeso, selenio y vitamina C
– Además, provee varios minerales, incluidos el fósforo, calcio, potasio, hierro y cobre

Lo que dice la ciencia

La investigación moderna se ha enfocado en el potencial del ajo para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, los niveles de colesterol y cáncer.

Varios estudios indican que el ajo hace que sea menos probable que las plaquetas o tromboncitos -las células involucradas en la coagulación de la sangre- se adhieran a las paredes de las arterias o se amontonen.

Así, actuaría como un anticoagulante, por lo que reduciría el riesgo de ataques al corazón.

También se están estudiando extensivamente los componentes sulfurosos por su habilidad de inhibir las células cancerosas y bloquear tumores lentificando la replicación del ADN.

Es posible además que el ajo baje un poco la presión arterial, principalmente por su capacidad de dilatar los vasos sanguíneos.

Cómo elegirlos y conservarlos

– Para el mejor sabor y máximo beneficio para la salud, compre ajos frescos.
– Evite los que están blandos, muestren evidencia de deterioro o tengan brotes.
– El ajo en hojuelas, polvo o pasta es conveniente, pero no tan bueno como el fresco.
– La mejor forma de guardarlo es a temperatura ambiente en un contenedor abierto en un lugar oscuro, lejos de fuentes de calor o la luz del Sol.
– Dependiendo de su edad y variedad, un bulbo de ajo entero se mantendrá fresco entre 2 semanas a 2 meses.
– Una vez se rompe la cabeza de ajo, su vida útil se reduce a unos pocos días.

Consejo…Si va a comer ajo crudo pero odia el regusto, trate de masticar perejil, pues es muy bueno para refrescar el aliento.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.