*


refri-destacada

Atracones nocturnos: El peor enemigo de las dietas

Los atracones nocturnos al refrigerador son el enemigo más peligroso que se puede encontrar cuando realizamos una dieta. Por eso te contamos cómo evitar sucumbir a esta tentación nocturna.

Por Francisca Quezada

Estás en medio de una dieta y al finalizar el día te sientes orgullosa por haber resistido a las tentaciones que se presentaron durante el día. Pero cae la noche y en puntillas, intentando que tu conciencia no se entere, llegas a tu refrigerador buscando saciar una ansiedad voraz que no puedes controlar, y junto con esto, todos los esfuerzos del día se van directo al tacho de la basura.

Y es que este mal hábito, sólo indica que algo hemos hecho mal en nuestra carrera por intentar bajar de peso.dieta

“Las dietas muy restrictivas, en las que muchas de ellas son sacadas de revistas de moda sin ninguna orientación profesional, pueden aumentar la ansiedad en vez de reducirla. Si tienes ataques de hambre mientras haces una dieta puede significar también que los alimentos aportados tienen un bajo valor de saciedad”, asegura la nutricionista de Vidaintegra, Carolina Pizarro.

La especialista explica que la ansiedad aumenta en la noche, “porque ya no estamos bajo la presión de la jornada laboral y es natural que la persona busque un poco de placer y coman lo que más les gusta y no lo que más les sirva. Además, eso se va a potenciar en la medida que dejemos la comida más completa del día para ese horario”.

Por esto, la nutricionista es enfática en señalar que el secreto para controlar esta molesta sensación de ansiedad, es respetar los horarios y elegir los alimentos adecuados.

“Hay que evitar el consumo de café, té, las bebidas azucaradas, el azúcar y alimentos que la contengan, además de los almidones presentes en el pan. Y no realizar ayunos prolongados durante el día por más de cuatro horas o combinar ayunos prolongados con ejercicio y el estrés”, finaliza.

Sigue estos consejos de la especialista para evitar sucumbir a los placeres del refrigerador en la noche:

– Come cada 3 o 4 horas.

– Consume alimentos saciadores como: cereales integrales, lácteos bajo en grasa, frutas cítricas, berrys, manzanas, verduras de hoja verde y carnes bajas en grasa.

– El té verde es un buen saciador.

– Bebe agua purificada fraccionadamente durante el día.

– Haz ejercicio, pero nunca en ayunas ni muy tarde.

Comida nocturna: Qué podemos comer de noche sin subir de peso

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa