*


Biut

Rostro firme: Ocho secretos para mantenerse joven

A medida que crecemos las arrugas y manchas comienzan a aparecer delatando el daño que hemos causado. Revisa estos ocho consejos para evitar el envejecimiento cutáneo.

Por Paulina Breschi / @polabreschi

Es común que muchas veces cometamos errores cuando se trata del cuidado de nuestra piel. Normalmente los efectos más visibles de los daños producidos por exposiciones exageradas al sol o la aplicación de productos que pueden ser perjudiciales, se ven reflejados en el rostro: nuestra carta de presentación. 

La piel es el órgano más grande del cuerpo y el más expuesto a los factores externos. Como tal, se ve afectado por todo aquello que perjudique al organismo, tanto interior como exteriormente. Y a medida que crecemos las arrugas y manchas comienzan a aparecer delatando el daño que hemos causado.

Foto gentileza de Pixabay.com

Es por esto que tomar las precauciones necesarias antes de que nuestra epidermis envejezca resulta primordial. Mientras antes y mejor cuidemos nuestra piel, menos daños sufrirá con el paso del tiempo. Revisa estos simples consejos para evitar el envejecimiento cutáneo que nos entregó el doctor Rodrigo Contreras, de la Clínica Lo Curro.

1. USAR BLOQUEADOR SOLAR DURANTE TODO EL AÑO

El sol es el principal factor de envejecimiento de la piel. En cualquier momento, y cualquier época del año, debemos protegernos con bloqueador solar, debido a que en invierno sufrimos quemaduras imperceptibles a pesar de que no se siente tanto calor.

Según el doctor Contreras “el protector solar se debe utilizar manera adecuada. Generalmente las personas se lo aplican cuando están ya expuestos a los rayos UV, y se nota la piel quemada. Lo ideal es que siempre se aplique “antes de salir del hogar” y de tal forma que cubra en su totalidad la zonas que estarán expuestas”.

Foto gentileza de Pixabay.com

2. UTILIZAR CREMAS EN MANOS Y CUELLO

Muchas personas se obsesionan con su cara, pero olvidan por completo las manos y el cuello. Un error si pensamos que estás dos zonas están igual de expuestas que el rostro y reciben una gran cantidad de radicación solar. Por lo tanto, se deben proteger usando cremas hidratantes y bloqueadores para que no envejezcan y se pueda evitar así la aparición de puntos negros, sequedad y flacidez.

Foto gentileza de Pixabay.com

3. NO ABUSAR DE LOS PRODUCTOS COSMÉTICOS

Abusar de productos cosméticos puede provocar hipersensibilidad, dermatitis, entre otros. Además, el exceso de maquillaje suele tapar los poros obstruyendo los folículos que a la larga terminan ocasionando arrugas prematuras y puntos negros.

Foto gentileza de Pixabay.com

4. SELECCIONA CUIDADOSAMENTE UN TRATAMIENTO CONTRA EL ACNÉ

A pesar de que siempre se asocia a la adolescencia, el acné también afecta a mujeres mayores,producto de los cambios hormonales que se producen al pasar los años. Por lo mismo, es recomendable usar un buen tratamiento para enfrentar esta molesta afección, independientemente de la edad que se tenga.

El especialista asegura que “los exfoliantes a menudo irritan, maltratan la piel y son productos muy agresivos, ya que la mayoría están hechos a base de ácidos. Las personas con pieles sensibles no deben utilizar este tipo de tratamientos más de una vez por semana”. En este caso es mejor usar limpiadores faciales y cremas hidratantes.

Foto gentileza de Pixabay.com

5. NUNCA HAY QUE DORMIR SIN LAVARSE LA CARA

Lavarse la cara antes de dormir es más importante que hacerlo en la mañana. Incluso es recomendable que todas las mujeres que utilizan productos cosméticos y maquillaje lo hagan por obligación. Durante el día las toxinas que se anidan en el ambiente, como el smog o el polvo, obstruyen los poros, generando la aparición de puntos negros o espinillas. Por eso es recomendable utilizar antes de acostarse un limpiador, crema facial o un buen jabón.

Foto gentileza de Pixabay.com

6. NO UTILICES PRODUCTOS DERMATOLÓGICOS Y COMÉTICOS AL MISMO TIEMPO

El doctor recomienda no utilizar varios productos dermatológicos y cosméticos al mismo tiempo ni combinarlos, aunque prometan resultados distintos. Además, si se presentan complicaciones, como una alergia, será imposible saber qué crema o tónico la está causando. Mejor ir poco a poco.

Foto gentileza de Pixabay.com

7. DUERME LO QUE NECESITAS Y LAS HORAS QUE CORRESPONDEN

El buen dormir trae consigo varios beneficios. Un sueño adecuado y reparador es la clave para tener una piel saludable. Descansar y relajarse es placentero, pero además potencia la belleza y el atractivo. Los efectos del buen dormir influyen en la imagen que proyectamos.

Durante el día nuestro rostro tiene que aguantar el sol, la contaminación, y la tensión de nuestro devenir cotidiano, y es durante las noche cuando se repara. Además el estrés hace que se eleve la segregación de cortisol, la hormona que puede provocar la aparición de acné. Y no hay mejor tratamiento contra éste que un buen descanso.

Foto gentileza de Pixabay.com

8. NO CONSUMAS ALCOHOL

Consumir alcohol provoca deshidratación en el organismo y una mayor sequedad en la piel. La idea es no exceder con el consumo de alcoholo si se desea tener una piel atractiva, luminosa y saludable.

Foto gentileza de Pixabay.com

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.