*


Biut

Loca por las compras: Cómo saber si eres un comprador compulsivo

El síntoma más común que experimenta un comprador compulsivo es el sentimientos de culpabilidad una vez realizada la compra.

Por Francisca Quezada

Sabemos que no existe nada más terapéutico que ir de compras cuando hemos tenido un mal día. Sin embargo, para algunas personas este acto liberador puede ocasionarles más de algún problema y transformarse en un trastorno psicólogico.

Es por esto que conversamos con Mercy Iriarte, psicóloga de Clínica Vespucio, para conocer los síntomas y tratamientos del Trastorno de Compras Compulsiva (TCC), que según la profesional,  suele comenzar alrededor de los veinte años y afecta tanto a hombres como mujeres.

“El Trastorno de Compras Compulsivas se caracteriza por tener preocupaciones excesivas relacionadas con las compras y por la necesidad irresistible de comprar de forma masiva, acompañado de sentimientos de ansiedad, irritabilidad o malestar. Tras el alivio momentáneo al realizar la conducta adictiva, la persona experimenta sentimientos de culpabilidad”, explica Iriarte.

 

angustia-compra

La especialista dice además que una característica común entre quienes sufren de este trastorno sicológico es que, “la  dificultad para distinguir entre deseo y necesidad, además de tener poca tolerancia. Esta obsesión desencadena en que quien sufre de TCC, tenga poco manejo del impulso o ira, tristeza, baja autoestima y poca tolerancia a la frustración”.

SÍNTOMAS DEL COMPRADOR COMPULSIVO

1. Presencia de impulsos excesivos y recurrentes por comprar, que producen importantes problemas personales y familiares.

2. Impulsividad y repetición de la conducta de compra, pese a las consecuencias negativas que trae esta conducta para la persona.

3. Necesidad urgente e irreprimible de comprar.

4. Intentos fracasados de controlar gastos.

5. La existencia de consecuencias negativas tangibles de comprar excesivamente, como agotamiento marcado, deterioro social o laboral, y problemas financieros o familiares.

comprador compulsivo

Imagen: Gentileza Pixabay.com

La psicóloga de Clínica Vespucio dice que una buena forma de hacer frente a este trastorno es buscando “técnicas para ordenarse con los gastos y muchas actividades que pueden reemplazar la rutina de comprar, como por ejemplo hacer alguna actividad física. Pero si el problema supera lo que puedes controlar por ti mismo(a), quizás es conveniente seguir una terapia para control de impulsos”.

TEST: DESCUBRE SI ERES UN COMPRADOR COMPULSIVO

Pero ¿cómo saber si lo que nos está afectando se trata efectivamente de un trastorno psicológico? La especialista compartió con nosotras este test para averiguarlo. Contesta Sí o No a las siguientes afirmaciones:

– Salgo de compras todas las semanas

– Soy bueno(a) para derrochar, compro cosas que no necesito

– No pienso mucho antes de comprar

– No soy capaz de resistir una buena oferta

– Comprar me produce felicidad

– Cuando compro demasiado no se lo comento a mi familia

– Tengo prendas en mi clóset guardadas con etiqueta

– Tengo muchas deudas

– Nunca comento en qué gasto el dinero

– Casi siempre después de comprar me arrepiento

La sicóloga asegura que si en más de 5 casos tu respuesta fue afirmativa, es posible que estés sufriendo los síntomas de la compra compulsiva.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.