*


Destacada-2

Zapatos taco alto v/s planos: Los pro y contra de usarlos

Kinesiólogo revela los riesgos que pueden genera el uso de calzado con y sin taco y explica cómo elegir el calzado adecuado según el tipo de pie.

Por Francisca Quezada

Sin duda los zapatos son la debilidad de toda mujer. Y aunque algunas no están dispuestas a bajarse de los taco, otras no los soportan. Sin embargo es importante saber que estos dos tipos de calzado pueden generar problemas a nuestras salud.

Por esto, conversamos con Hernán de la Barra, académico de la Escuela de Kinesiología de la Universidad Andrés Bello, quien nos explicó los riesgos de usar zapatos planos y con tacos.

“Cuando una persona mantiene el uso continuado de un tipo de calzado, el cuerpo comienza a generar adaptaciones biomecánicas que a lo largo del tiempo configuran nuestra postura corporal, siendo cada vez más difícil de modificar”, asegura el especialista.

RIESGOS DE USAR TACOS ALTOS

El Kinesiologo de la U. Andrés Bello explica que “el zapato con tacón genera una serie de problemas musculo esqueléticos”, que detalla a continuación:

taco

Imagen: Gentileza Pixabay.com

1. Compresión del Antepie: esto produce problemáticas como deformidades, entre las cuales se destaca el conocido “juanete”, posibles compresiones nerviosas y callosidades en los bordes interno y externo del pie y dedos.

2. Aumento del Arco Plantar: esto es extremadamente dañino para quienes ya presenta un arco acentuado porque lo exacerba aún más. Y esto acarrea problemáticas como fascitis plantar, pérdida de la capacidad de amortiguación del peso corporal y alteraciones de las fases de la marcha.

3. Contracturas Musculares: Esto puede generar problemas en el tendón de Aquíles y dolor en el talón

4. Rodillas arqueadas: El calzado con taco alto produce rodillas arqueadas hacia atrás y esto a su vez aumenta las posibilidades a sufrir lesiones en las articulaciones de la rodilla, el ligamento cruzado anterior y los meniscos.

5. Problemas en la Pelvis y Columna Lumbar: Los tacos hacen que nuestro cuerpo adquiera una posición que genera gran tensión de la musculatura de los gluteos y que aumenta la curvatura lo que genera más desgaste articular, y problemas discales pudiendo conllevar al desarrollo de hernias lumbares, donde la única solución es la cirugía.

RIESGOS DE USAR ZAPATOS PLANOS

Los zapatos planos tampoco están libres de riesgos. Según el experto, “los zapatos excesivamente planos propenden a la alteración de las curvas del pie y alteración de la biomecánica de la marcha”. Y detalla las consecuencias de su uso a continuación:

taco

Imagen: Gentileza Pixabay.com

1. Problemas en el Antepie: el calzado plano hace que los dedos del pie queden sin mucha contención, lo que provoca callosidades en la región de los pulpejos de los dedos.

2. Problemas en el Mediopie: según el especialista, los zapatos planos hacen que se tienda a perder el arco plantar, lo que para personas con pie plano es extremadamente perjudicial. Además si éste es plano y muy duro, existe propensión a desgastar el cojinete graso plantar produciendo dolores intensos del pie al caminar.

3. Problemas en la pantarorrilla: aquí tienden a acortarse los músculos de la región anterior de la pierna, pudiendo provocar dolores en la tibia.

4. Problemas en la Pelvis y Columna Lumbar: El zapato plano genera una columna lumbar aplanada, provocando más desgaste del disco en la región media. Se producen acortamientos musculares de los glúteos y abdominales además de pérdida de la curva lumbar, haciéndonos ver con una postura asténica “cansancio” y dándonos la apariencia de una joroba.

CÓMO ELEGIR EL CALZADO CORRECTO

Hernán de la Barra asegura que “el zapato perfecto no existe, porque habría que confeccionarlo a medida tras una evaluación del pie”. Sin embargo compartió algunas recomendaciones para tener en cuenta a la hora de elegir nuestro calzado.

taco

Imagen: Gentileza de Pixabay.com

– Altura moderada: Si deseas usar tacos es recomendable elegir hasta 5cm pero no más de 10cm

– Zapatos planos pero firmes: En cuanto al zapato plano, éste debe ser firme, impidiendo que el pie se “desparrame” hacia los lados. La idea es que contenga el pie sin apretarlo.

– Elegir el calzado según anatomía: El zapato plano es perjudicial en personas que tienen sobrepeso y pie plano, porque lo exacerba. Por esto el especialista recomienda algo de realce para pies más planos y menos realce a los pies con arcos más acentuados.

– Evitar variaciones extremas: Si existe variación del calzado en la semana, Hernán recomienda no pasar de un zapato extremadamente plano a uno con mucho realce o viceversa.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.