*


sueño-destacada

La técnica del 4-7-8 que le dice adiós al insomnio

Seguimos paso a paso las instrucciones del neurólogo Luken Chao y obtuvimos excelentes resultados contra las noches de insomnio.

Por Francisca Quezada

Pasar la noche entera contando ovejitas sin lograr conciliar el sueño es una realidad que todos hemos vivido más de alguna vez. Sin embargo después de conocer esta técnica, inventada por el famoso Dr. Andrew Weil, esas largas noches de insomnio quedarán en el pasado.

Imagen: Gentileza Pixabay.com

Se trata de una efectiva técnica conocida como 4-7-8, que según nos explicó Luken Chao, neurólogo del Centro Médico Delfos, se basa en un esquema de respiración que, “logra un reajuste del ritmo respiratorio y cardíaco, produciéndose un estado de relajación neuro -muscular que facilita la inducción del sueño”. Ideal para ponerla en práctica en este Día Mundial del Sueño.

ASÍ FUNCIONA

El neurólogo del Centro Médico Delfos, asegura que para lograr quedarnos dormidos rápidamente solo debemos seguir estos pasos:

– Inspiración con un conteo de 4 segundos
– Una pausa inspiratoria de 7 segundos
– Y una espiración de 8 segundos

Repite esta esquema de respiración y te aseguramos que no lograrás pasar de las 4 o 5 repeticiones antes de que te quedes profundamente dormido:

 

Biut

Imagen: Gentileza Pixabay.com

En el caso que te cueste inhalar y exhalar durante esa cantidad de segundos, pueden hacerlo durante menos tiempo, pero “el ritmo de los tres intervalos debe ser proporcional, pudiendo adaptarse la velocidad según la experiencia del practicante”, explica Chao.

POR QUÉ FUNCIONA

El experto explica que la técnica 4-7-8 tiene muy buenos resultados simplemente porque, “al estar concentrados en la técnica respiratoria la mente no es afectada por preocupaciones, pensamientos y factores externos”.

Imagen: Gentileza Pixabay.com

Luken Chao dice que “la inducción del sueño necesita de una relajación muscular completa, un ritmo respiratorio y cardiovascular más lento e interrelacionado. A su vez, el aumento de dióxido de carbono, producido durante la pausa inspiratoria, ejerce efectos inductores del sueño”. Y agrega que, “la disminución de los estímulos musculares y del ambiente, facilita la puesta en marcha de los mecanismo naturales que provocan el sueño”.

Lo bueno, es que esta técnica es recomendable para cualquier persona. Eso sí, el doctor del Centro Médico Delfos, que se especializa en medicina integrada, advierte que en el caso de pacientes con enfermedades respiratorios crónicas y cardiovasculares es preferible la evaluación previa de un profesional.

Cuéntanos si te dio resultados

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.