*


[Opinión] El “menos es más”, en Gloria y Majestad

"Está muy bien si quieres verte sencilla, pero esta vez fue extremo para lo que se espera de una futura Duquesa. Es una sensación de no querer arriesgarse y optar por un look que no deslumbra".

Lizzy OssandónMakeup Artist & Hair designer. Coach de Moda. @lizzyossandon www.lizzyossandon.cl

Por Biut

Esa sensación de cosquilleo que te produce la llegada de una futura duquesa al bajarse de un maravilloso Roll Royce, lamentablemente no la tuve. Está muy bien si quieres elegir verte sencilla, clásica y distinguida, pero faltó esa chispa que ella tiene y que ha demostrado en todos sus looks.

Es un vestido de la diseñadora es la inglesa Claire Waight Keller directora artística de Givenchy. Claramente no se le quiso dar protagonismo, el color White Off que es un blanco hueso, con cuello bote (el favorito de la novia) y muy en el estilo romántico con mangas tres cuartos (3/4). Un diseño bastante sencillo sin piedrerías ni aplicaciones. Llamó la atención que las mangas al ser tan holgadas, al sentarse y dar la mano al Príncipe, se recogían, formándose pliegues.

Como experta en novias, yo hubiera atribuido al vestido aplicaciones en pedrería al menos en la zona de la cintura o bien  encajes en las mangas o cuello. Lo mismo con el maquillaje.

El velo me gustó mucho más que el vestido. Transparente, amplio, liviano y con bordados en los bordes, sujeto por una hermosa tiara de diamantes ayudó a iluminar su sobrio vestido. Aros pequeños de brillantes pegados a las orejas, ultra discretos, muy sencillos para no competir con la tiara.

El peinado un recogido bajo, muy sencillo, al igual que el maquillaje muy sobrio y natural. Aunque llevó pestañas postizas, se vieron muy naturales. Labios color palo de rosa y piel muy natural haciendo que luzcan sus pecas, que es parte de su gracia.

Indiscutiblemente los protagonistas fueron el velo y la tiara que ayudaron a levantar su look, para mi gusto más sencillo de lo que a mi parecer debió haber sido.

Está muy bien si quieres verte sencilla, pero esta vez fue extremo para lo que se espera de una futura Duquesa. Es una sensación de no querer arriesgarse y optar por un look que no deslumbra. Como experta en novias, yo hubiera atribuido al vestido aplicaciones en pedrería al menos en la zona de la cintura o bien  encajes en las mangas o cuello. Lo mismo con el maquillaje. Su tez morena hace que sea importante aplicar iluminación en su rostro y tonos rosas. Le faltó iluminación y rubor en tono rosa.

A pesar de esto, claramente va a ser tendencia y muchas futuras novias querrán imitar su extra sobrio look.

ANUNCIOS

COMENTAR