*


pecas1

“Me decían que me lavara la cara, que estaba sucia”: el feo bullying que sufrió Karen Bejarano por sus pecas

La ex Mekano contó en sus redes sociales que debido a esto “nació en mí una inseguridad tremenda”.

Por Soledad Reyes

Karen Bejarano compartió en sus redes sociales una historia triste, pero que afortunadamente tuvo un final feliz.

Resulta que la ex chica Mekano contó cómo, cuando era pequeña, había sufrido un odioso bullying debido a las pecas de su rostro.

“Cuando era niña me molestaban mucho por mis pecas, me ponían sobrenombres, me decían que me lavara la cara, que estaba sucia y eso me dejaba súper triste e insegura”, fue lo primero que reveló.

Luego, dijo que “creía que eran feas y crecí con esa idea y nació en mí una inseguridad tremenda, al nivel en el que no me gustaba nada de lo que veía en el espejo… ¡nada!”.


Ver esta publicación en Instagram

Le cuento algo? Con los años he aprendido a aceptarme más. Cuando era niña me molestaban mucho por mis pecas, me ponían sobrenombres, me decían que me lavara la cara que estaba sucia y eso me dejaba súper triste e insegura. Creía que eran feas y crecí con esa idea y nació en mi una inseguridad tremenda, al nivel en el que no me gustaba nada de lo que veía en el espejo… nada! Mi madre siempre me decía lo hermosas que eran y lo mucho que le gustaba mi carita. Ella cuando supo que estaba embarazada de mi,se quedaba siempre mirando a los niños y niñas que las tenían y encontraba que les aportaba mucha dulzura y decía: “ojalá mi karencita las tenga”. Mi marido cuando me conoció, me dijo que eran tan lindas y que debía quererlas más (porque yo siempre decía que eran horrorosas) que eran perfectas en mi rostro y que él las amaba y mi Guille siendo muy pequeño, me decía que quería pequitas como las mías porque a mi se me veían muy preciosas. Fue así como mi madre, mi marido, mi hijo y también ustedes que constantemente me dicen “¡que lindas tus pequitas!”, me han hecho amarlas como siempre debió ser. Las que antes me daban vergüenza, ahora son mi más lindo accesorio y las cuido como algo que además de darme un toque distinto, me hacen única. Les comparto esta foto que las deja libres y tal cual son, porque ya no me avergüenzo de ellas, ahora las llevo con mucho orgullo y también porque quiero que tengamos todos mucha consciencia de lo que sale de nuestras bocas y de la de nuestros hijos a la hora de hacer una crítica o burlarse de alguien por sus diferencias; porque nunca sabemos el nivel de dolor, inseguridad y/o trauma que causamos con nuestras palabras. Y lo que es para algunos un simple juego (burla o bullying) o una crítica, para otros puede terminar siendo algo que lo marque de por vida. Seamos más amorosos, seamos un espejos de los otros, para que así cada vez que veamos algo que a nosotros no nos guste en otros, podamos mirarnos en ellos y pensar en si a mi me gustaría recibir esa crítica o esa burla. Amemos a los otros con sus diferencias, que ninguno es perfecto y todos buscamos lo mismo en la vida… AMOR! Que Dios nos bendiga a todos! ❤️

Una publicación compartida de Karen Bejarano (@karenbejaranotv) el

No obstante, Karen relató que “con los años he aprendido a aceptarme más” y que gracias a su mamá, su esposo Juan Pedro y su hijo Guillermo aprendió a querer sus pecas.

“Fue así como mi madre, mi marido, mi hijo y también ustedes que constantemente me dicen “¡qué lindas tus pequitas!”, me han hecho amarlas como siempre debió ser. Las que antes me daban vergüenza, ahora son mi más lindo accesorio y las cuido como algo que además de darme un toque distinto, me hacen única”, dijo.

Finalmente, entregó un sentido mensaje: “quiero que tengamos todos mucha consciencia de lo que sale de nuestras bocas y de la de nuestros hijos a la hora de hacer una crítica o burlarse de alguien por sus diferencias; porque nunca sabemos el nivel de dolor, inseguridad y/o trauma que causamos con nuestras palabras. Y lo que es para algunos un simple juego (burla o bullying) o una crítica, para otros puede terminar siendo algo que lo marque de por vida”.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.