*


Limpieza facial

Limpieza facial: Ocho errores que probablemente no sabes que estás cometiendo

¿No obtienes los resultados que quieres a pesar de que limpias la piel de tu rostro día y noche? Revisa si estás cometiendo algunos de estos errores.

Por Javiera Kessra

¿Te preocupas a diario de realizar meticulosamente tu limpieza facial pero no obtienes los resultados esperados? Es probable que no hayas considerado algunos detalles, no menores, que estarían estropeando tu rutina de limpieza diaria.

Sobre esto se refirió la doctora Bárbara Cortés, experta en rejuvenecimiento y limpieza facial, en su cuenta de Instagram, donde además compartió muy buenos tips para incluir en nuestro ritual de noches y mañanas.

errores

Imagen: Gentileza Freepik.com

Errores frecuentes en la rutina de limpieza facial

No limpiar el rostro en las mañanas y noche

Debes hacer doble limpieza. Por la mañana, retiras los restos de producto ‪de la noche anterior, además de activar tu piel y prepararla para tu crema de día. Por la noche, en cambio, eliminas la suciedad acumulada durante el día, restos de maquillaje y productos que hayas aplicado.

No usar una toalla limpia

Nunca uses la misma toalla con la que el resto se seca las manos. Los gérmenes y las bacterias en la piel pueden causar estragos en el cutis.

errores

Imagen: Gentileza Freepik.com

Usar agua muy caliente

La temperatura del agua es clave. En lugar de optar por agua caliente, elige agua templada, así evitarás sequedad, irritación y enrojecimiento de la piel.

Frotar la piel muy fuerte

Si lo haces, es muy probable que se irrite. Limpia con cuidado si no quieres provocar rojeces o favorecer el exceso de grasa. Cuando te seques la cara tras la limpieza, hazlo con toques suaves y sin frotar.

Usar toallitas desmaquillantes

Estos productos solo limpian parcialmente y tienen un alto contenido de ingredientes químicos. ¡No las uses!, asevera la experta.

errores

Imagen extraída de Instagram.

No lavarte las manos antes

Es muy importante tocar tu cara con las manos limpias, de esta manera evitarás traspasar la suciedad y bacterias que han acumulado durante el día a tu rostro.

Usar el producto equivocado

– Si tienes la piel seca, prueba un aceite limpiador o una leche limpiadora.

– Si tienes la piel grasa o mixta, prueba las espumas y geles faciales.

– Si tu piel es sensible, el agua micelar será tu mejor aliado.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.