*


Nail artist

Desde dibujos animados hasta detallados rostros: Nail artist chilena se luce plasmando diminutas caricaturas en las uñas

Catalina Cerna, pinta dibujos animados y rostros a mano alzada en las uñas de sus clientas. ¿Cómo lo hace? Acá te contamos.

Por Javiera Kessra

“Siempre me ha encantado dibujar y cuando empecé con la manicure me di cuenta que se complementaban y que se podían hacer muchas cosas”.

Así comienza contando Catalina Cerna, cómo fueron sus primeros pasos en el mundo del Nail Art. Y es que esta joven ilustradora, tras trabajar en varios lugares, decidió emprender su propio rumbo y hacer un curso de manicure. Con esto dio pie para montar su propio negocio y, al mismo tiempo, perseverar lo que más le gusta: dibujar.

“Al principio no me gustaba, lo encontraba tan superficial, fue muy repentino. Emprendí de un día para otro y jamás lo imaginé”, cuenta Catalina.

Nail artist

Instagram: @nailartist_catalinacerna

“Mis líneas son perfectas”

Todo comienza con la elección de un diseño. Con la ayuda de su smartphone calcula cómo hacer calzar los trazos con el tamaño de la uña. “Es lo mismo que dibujar en papel, porque si lo divides en ‘X’ partes, tienes que hacer lo mismo en la uña, solo que acá lo haces con pinceles muy finos”.

La ilustradora explica que su diferenciación radica en la delicadeza y perfección. “Mis líneas son perfectas, rectas”, asegura. Y agrega que “todo se puede adaptar a la cliente, aunque la uña sea muy chica, porque los dedos gordos siempre son más grandes y se puede dibujar”.

Sin embargo, pese a que ya lleva un buen tiempo haciendo esto, Catalina confiesa que, “aún me pongo nerviosa cuando hago un diseño. Todavía me tirita la mano porque es complicado, la persona se mueve y la uña es chica (…) Me falta perder el miedo”.

Cerna cuenta además que uno de los diseños que más le piden son rostros de princesas, lo que para ella significan un constante desafío. Y es que para dibujar los rostros, comienza trazando los vértices para ver dónde van a ir los ojos, para luego empezar a dibujar el borde de la cara y el cuello. Todo con el mismo pincel y con un color de tono oscuro.

“Todos los diseños los hago con un pincel regalón que es muy fino, utilizo solo uno, para pintar y dibujar”, cuenta la nail artist que se demora aproximadamente 40 minutos en realizar cada uno de sus diseños exclusivos.

Catalina dice que de todas formas, no ha sido fácil llegar a donde está. “Ha sido un proceso súper difícil y bonito al mismo tiempo. Te vas conociendo y vas viendo de qué eres capaz. Me ha gustado mucho, me ha ayudado a soltarme, porque soy muy tímida, y a buscar oportunidades”.

Además, revela que “antes tenía muy poca paciencia y esto me ayudó mucho a cultivarla, porque te demoras harto. La paciencia es muy importante”, asegura.

Tiempos y Valores

Catalina cuenta que debido a la exigencia y dedicación que requiere su trabajo, su agenda está disponible de lunes a sábado. Pero solo acepta tres clientes por día.

“Es un servicio exclusivo. En un esmaltado permanente más dos diseños, cobro $28.000 y me demoro aproximadamente dos horas y media”, finaliza. 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.